Check the new version here

Popular channels

Como extraer electricidad de las plantas (gratis y natural)

Luego de un largo proceso de investigación y desarrollo de prototipos por profesores y alumnos de UTEC, el resultado obtenido como propuesta de solución fue la Plantalámpara, un modelo de aplicación que integra energía limpia y autosostenible, utilizando adecuadamente la riqueza natural de Nuevo Saposoa


link: https://www.youtube.com/watch?v=5QY-E0gzW90


Las plantas verdes pronto prodrían generar electricidad, y de hecho ya lo hacen a nivel de laboratorio, gracias al proyecto Plant-e de la Universidad de Wageningen de los Países Bajos.

La pila de combustible vegetal microbiana genera electricidad a partir de la interacción natural entre las raíces de las plantas y las bacterias del suelo.

link: https://www.youtube.com/watch?v=ozv0WfHD_iY

Funciona mediante el aprovechamiento de hasta el 70% de material orgánico producido a través de la fotosíntesis que no utiliza la planta y que se segrega por las raíces. Las bacterias que están junto a las raíces interactúan con los residuos orgánicos, liberándo electrones. Y así se genera electricidad: colocando un electrodo que absorbe los electrones liberados.

"Los paneles solares pueden generar más energía por metro cuadrado, aunque más adelante esperamos reducir los costes de nuestro sistema, que podrá tener diferentes aplicaciones", señala Marjolein Helder.

Un modelo experimental de 15 metros cuadrados de pila de combustible vegetal microbiana puede hacer funcionar un ordenador portátil.
Esta técnica ya funciona a pequeña escala y pronto se aplicará en arrozales y marismas de todo el mundo.

link: https://www.youtube.com/watch?v=7Ap-pcY0utU

Energía biofotovoltaica, nueva fuente de energía renovable producida a partir de musgos y algas. Energía eléctrica renovable, investigación e innovación

La energía biofotovoltaica es la energía generada a través del proceso de la fotosíntesis de ciertos organismos vivos, en este caso se utilizan comúnmente musgos y algas.

Por ejemplo, cuando los musgos producen la fotosíntesis, liberan ciertos productos orgánicos al suelo en el que se hallan bacterias simbióticas que metabolizan estos residuos fotosintéticos, de los que se valen para sobrevivir, a la vez que generan subproductos, entre éstos electrones. Hace unos pocos años, especialistas investigadores de la Universidad de Cambridge diseñaron un método de captura de esos electrones de modo de poder producir electricidad.

Si bien se está en pleno desarrollo de este tipo de tecnología, se sabe que las posibilidades futuras (hablando de entre 5 y 10 años en adelante), serían ilimitadas y muchos son los anhelos de que se llegue a obtener una clase de energía alternativa, a la de los combustibles fósiles.

Por el momento los resultados demuestran que se puede generar el potencial eléctrico suficiente capaz de alimentar artefactos pequeños como un reloj, y que se pueden producir pilas de combustible, diseñadas para producir electricidad a partir de musgos vivos de manera renovable.

Así es que en la Universidad de Cambridge se sigue trabajando con el objetivo de magnificar estos resultados. Científicos y diseñadores formando un equipo interdisciplinar construyen prototipos de paneles biofotovoltaicos para uso domiciliario (por ejemplo ensamblándolos en los techos de casas y edificios), mástiles solares (postes o pilares) recubiertos por algas, que gracias a su rápida y alta reproducción, capturarían la luz solar constantemente, para transformarla en electricidad. El agua se obtendría desde las napas para asegurar un sistema autónomo. También proponen crear una planta de energía de alta mar, capaz de lograr 6, 5 vatios por metro cuadrado pudiendo abastecer a una localidad pequeña. Y además diseñaron otro modelo de mástiles gigantes biofotovoltaicos, llenos de algas, los cuales recogerían en su interior agua de lluvia para funcionar.

Puede que tengamos que esperar una década o un poco menos para ver la aplicación de este gran y prometedor descubrimiento a grandes escalas, pero lo seguro es que ya está encaminada otra alternativa sostenible para obtener buena cantidad de energía eléctrica a bajo costo: la energía biofotovoltaica, con todo el potencial para complementar a la energía producida por los biocombustibles, la energía eólica o la energía hidráulica.


La tecnología Biofotovoltáica o BPV utilizada en esta mesa de musgo, produce energía capturando el flujo de electrones mediante fibras conductoras que se encuentran en cada uno de los contenedores de musgo, de otra manera, los electrones se perderían durante la fotosíntesis. Un uso más eficiente es convertirlo en energía eléctrica limpia para su uso en el hogar.

Por medio de dispositivos bio-electroquímicos, en este caso los contenedores, la energía química producida por material biológico como el musgo utilizado en este prototipo, algas, cianobacterias y otras plantas vasculares, puede convertirse en energía eléctrica que en el futuro podría adoptar otras formas y aplicaciones.
0
0
0
2
0No comments yet