Cómo mata el ébola y cómo se lo intenta detener








La variedad más letal de este temible virus ha matado más de mil personas en los últimos meses. Los terribles padecimientos que genera y los riesgos de contagio


link: https://www.youtube.com/watch?v=rPDFppX3Pj8

La droga TMK-Ebola, producida por Tekmira Pharmaceuticals Corp. de Canadá, fue probada con monos de China infectados y consiguió detener la reproducción del virus que genera la letal fiebre hemorrágica que le ha costado la vida a más de mil personas.

El virus Ébola consiste en una vaina de glicoproteínas que envuelve material genético: una tira de ARN (ácido ribonucleico) que infecta las células humanas y las utiliza para reproducirse y luego trasladarse a todo el cuerpo, tomando órganos vitales y afectando especialmente al sistema vascular. De allí que las hemorragias sean una de las consecuencias de este padecimiento.

LA MUERTE PUEDE SER CAUSADA POR LA FALLA DE UN ÓRGANO VITAL O POR LAS HEMORRAGIAS
Tekmira comenzó a estudiar el virus en 2010, inyectando dosis letales del virus en macacos. Una síntesis de ARN (ácido ribonucleico) combinada con una proteína llamada Argonauta en grandes moléculas detuvo la multiplicación de los genes del virus (ver video para más detalles).

La compañía canadiense espera poder aplicar el primer tratamiento a seres humanos tan pronto como sea posible con la esperanza de detener la propagación de la cepa que ha impactado a africanos y que ha provocado medidas de seguridad sanitaria extremas en todo el mundo.



Un médico mide la temperatura de uno de los posible contagiados con ébola en Africa


Un virus voraz, agresivo y letal

Los primeros síntomas del ébola son fiebre, cansancio extremo, dolor en los músculos y en la cabeza y dolor de garganta, seguidos de diarrea, vómitos, erupciones, disfunciones renales y hemorragias externas.

El cuadro es penoso, y se explica por el veloz y agresivo desarrollo del virus dentro del cuerpo que tiene los siguientes pasos:

1. Entra en la persona a través del contacto con sangre, orina, heces, semen u otros fluidos corporales infectados

2. Ataca el sistema inmunológico destruyendo leucocitos (células blancas de la sangre)

3. Estas células transportan el virus a través de todo el cuerpo

4. Forma coágulos de sangre que dañan los órganos y a su vez disminuyen los agentes coagulantes

5. El sistema inmunológico sobreactúa peligrosamente, genera una reacción llamada "tormenta citocaínica" hasta que se vuelve contra sí mismo

6. La enfermedad puede atacar todos los órganos: cerebro, hígado, riñones, intestinos, ojos , genitales, etc.

7. Pero lo más afectado es el sistema circulatorio. Hemorragias internas y externas, a través de heridas, membranas mucosas y orificios naturales.

La muerte puede ser causada por la falla de un órgano vital o por las hemorragias que desangran a la persona contagiada. Las personas que logran recuperarse, aun pueden transmitir el virus a otras durante al menos siete semanas.