Check the new version here

Popular channels

Cómo prepara Capitanich la vuelta a su provincia

Cómo prepara Capitanich la vuelta a su provincia




Jorge Milton Capitanich se levanta bien temprano y desde su departamento porteño, arriba a las 7 de la mañana a la Casa Rosada de la que se marcha a las 23 horas.

Pasa casi todo el tiempo en reuniones, está atento a los llamados telefónicos que le realiza la Presidenta y casi siempre, almuerza en su despacho: "Come un sanguchito", cuenta un funcionario que trató temas de su ministerio mientras el jefe de Gabinete degustaba su emparedado con gaseosa light de la marca más famosa.

Luego de realizar su "habitual conferencia de prensa" de las 8 de la mañana, el gobernador chaqueño en uso de licencia comienza su maratón de reuniones, donde se nota su obsesión por la gestión. Todo eso con sus procesos y teorias engorrosas, las que devienen de tácticas futbolisticas surgidas en sus tiempos de jugador de fútbol. Eso le sirvió para generar una buena charla con Alejandro Sabella, otro fanático de la organización y la planificación.

Esa lógica metódica es la que hoy aplica Capitanich para planificar su futuro político. El chaqueño sabe que su paso por el Gabinete nacional cumplió un ciclo; así lo ha conversado con intendentes y funcionarios de su provincia, donde sus fieles casi que llevan adelante un "operativo clamor" para su regreso.

Quienes lo conocen de su paso por la provincia norteña, no se sorprenden con que, cada mañana, se pare en un atril y conteste sobre todo lo vinculado al presente y al pasado de la gestión kirchnerista: "Se hace cargo y le pone el pecho a las balas. Acá, se frena en los semáforos y se pone a hablar con la gente que lo reconoce", cuenta un dirigente que tuvo que ver con el armado de unas calcomanías y afiches que hablan de la vuelta del gobernador y que ya se ven en la ciudad de Resistencia.

Este viernes, el jefe de Gabinete de Ministros dio su conferencia de prensa en el Aeroparque Metropolitano y, sin sus trajes habituales y abrigado con un sueter, se marchó para estar un par de días en sus pagos. Allí, avanzará con lo que será la vuelta de Capitanich a la gobernación.

Su capital está en juego y solo lo puede mantener si mantiene el control político en su distrito: el peronismo no suele perdonar ese tipo de errores.

Resta saber cuál será la actitud de Cristina sobre la partida de este gobernador que "fue por todo" en noviembre de 2013 y que hoy, prácticamente se ha quedado sin chances de poder pelear por la sucesión presidencial. La Presidenta sabe de la lealtad de "Coqui" pero no se ha mostrado generosa a la hora de dejar ir a sus funcionarios cuando creyeron que su ciclo ya había terminado. Lo pueden testimoniar Carlos Tomada y Julio De Vido.

Jorge Milton seguirá en el Gabinete durante la crisis con los fondos buitre y luego, se sabrá si pudo emprender el retorno a Chaco o si finalmente, se inmolará hasta el final del mandato de CFK. Algunos peronistas históricos que lo aprecian repiten la fórmula: el peronismo premia a los leales. Se verá.

Mientras tanto, Capitanich pasa casi 16 horas por día en Balcarce 50, con un estilo metódico y cuidadoso que queda testimoniado en cada gesto. Como el flancito "Ser" que le alcanzan siempre a media mañana los amigables mozos del primer piso de la Casa Rosada.
0
0
0
0No comments yet