Concejales preocupados por el costo de las tachas

En el marco del programa de Movilidad Sostenible, la Municipalidad de Bahía Blanca pondrá próximamente en funcionamiento, a modo de prueba, un dispositivo de tachas peatonales en diversas esquinas de la ciudad.

El titular de la Agencia de Innovación y Gobierno Abierto, Esteban Mirofsky indicó que la propuesta fue elaborada por la firma puntaltense Mrk Industries, perteneciente al Polo Tecnológico, y que “no significará costo alguno para la Comuna”.




El funcionario aseveró que “los sensores se encenderán y titilarán cada vez que una persona transite por una senda peatonal. De esta forma, los conductores podrán comprobar, desde una distancia considerada, cuando un peatón esté cruzando la calle”.

“Asimismo permitirá estimar el flujo vehicular en el sector donde se instale el dispositivo. El lugar será determinado por la dirección de Tránsito y Transporte”, agregó.

La iniciativa, que será base para otros proyectos, se apoya en un estudio elaborado oportunamente por la Universidad Nacional del Sur y tiene como principal destinatario el peatón, “el eslabón más frágil en el sistema de tránsito”, según lo expresado por el subsecretario Andrés Castillo.



Sin embargo Concejales de Bahía Blanca estudian por estas horas elevar un pedido de informes en referencia a las “tachas” viales que está colocando la Municipalidad en diferentes sectores de la ciudad.


Dicen que “el sistema parece es bueno, pero queremos conocer los costos que pagará la comuna por estos adminículos”.


Las tachas, promovidas desde la Agencia de Innovación y Gobierno Abierto, fueron anunciadas como elementos para mejorar y organizar el tránsito, especialmente delimitando los cruces peatonales.

Lo que pareciera elevado, según estudiosos del tema, es el costo de la contratación del servicio. No hay compra, sino un alquiler.

La empresa que brinda el servicio cobrará 220 pesos por tacha y se estima que por cada senda peatonal con tachas el valor será de 2.200 por mes.





En el mercado hay productos similares, que se cargan de día y se encienden de noche, y tienen un costo de 380 pesos por unidad. Por eso, teniendo en cuenta ese dato, el cálculo que se hace es que en dos meses de alquiler, el Municipio “salvaría” los costos de inversión.