Popular channels

conozcan la IMAC G5 de apple

Desde que, allá por 1984, Apple revolucionara el mundo de la informática con el primer ordenador personal con monitor integrado -en blanco y negro y de tan sólo 9"- hasta el nacimiento del iMac G5 han pasado 20 años. Y desde entonces, la obsesión de Jobs por el más rápido, más pequeño, más compacto todavía han desembocado en un diseño que, sin duda, dejará a más de uno boquiabierto: en el espacio que ocupa un monitor plano de 17" (o 20", según modelo) los ingenieros de Apple se las han ingeniado para esconder el poderoso procesador G5 de 64 bits, altavoces, grabadora/lectora de DVD, disco duro y... ¡la fuente de alimentación!


Javier Gómez | 06/09/2004 17:37:30 | Visitas: 9783

A veces me encuentro a mí mismo un poco aburrido, cansino diría yo, de tanto discurso en pos del ahorro de espacio y energía en el mundo de la informática.

Hastiados como nos tienen con la ley de Moore (un señor que predijo en 1965 que el número de transistores que caben en una pulgada cuadrada de circuito integrado se doblaría aproximadamente cada año) y el consiguiente incremento anual de Gigachuflos en nuestros procesadores (GHz para los más técnicos), un ordenador se ha acabado convirtiendo en una pequeña central térmica poblada por cientos de ventiladores capaces de generar fenómenos atmosféricos de terribles consecuencias: huracanes, tifones y tornados. La gran ventaja, alguna debería tener, es que podemos ahorrarnos unos céntimos en calefacción en invierno; como contrapartida, aumentará la factura en aire acondicionado (necesario para mantener la habitación a menos de 50 grados en verano).

Para colmo, el elenco de gobernadores superdotados de nuestro país ha conseguido que el precio del metro cuadrado de la vivienda supere, con creces, el de la tonelada de caviar del Volga, con lo que los pisitos loft-todo-en-uno-ideal-parejas de 40 m cuadrados o menos a los que podemos aspirar con dos sueldos más ayudas del gobierno, becas y jubilación de los abuelos, no son el lugar idóneo para albergar una CPU de 1x2x2 m superampliable e hiperventilada.

Pero eso no es todo; resulta que ahora se ha puesto de moda la música en formato digital, y claro, para poder escucharla (aunque sea un murmullo, un algo, un que sé yo) necesitamos, o bien colgar nuestra CPU de la ventana (y después cerrarla y aislarla acústicamente) o bien hacernos con unos buenos altavoces, gordos y potentes, que permitan, con su estruendo, disimular los chirridos del disco duro y su coro de ventiladores (entonces necesitaríamos un loft-todo-en-uno-ideal-parejas con 2 m cuadrados extra).

No todo está perdido

Pero no desesperes, porque alguien ha pensado en nosotros: Apple.

Conscientes del problema generado por el excesivo consumo de los actuales ordenadores, su desmesurado tamaño, la emisión de calor y el ruido insoportable que surge de sus entrañas, los ingenieros de Cupertino –sede de Apple en California– han conseguido un diseño brillante: un ordenador G5 de hasta 1,8 GHz que ocupa el mismo espacio que un monitor plano de 17" ( 20" para el modelo superior) y emite un sonido inferior a 25 dB (para que os hagáis una idea, un susurro a 50 cm de distancia en una habitación silenciosa alcanza más de 30 dB). Su nombre: iMac G5.

Especificaciones técnicas

El corazón de este portento es un flamante G5 de 64 bits a 1,6 o 1,8 GHz (cortesía de IBM) con un bus del sistema a 533 o 600 MHz, que ofrece un incremento de rendimiento sobre el anterior modelo de iMac (iMac G4 a 1,2 GHz) de hasta el 212 % en algunos juegos 3D, 56% en Photoshop CS, 67% en FinalCut Express 2, 71% en GarageBand, etc.

Del apartado gráfico se encarga una tarjeta NVIDIA GeForce FX 5200 Ultra con 64MB DDR SDRAM y con soporte AGP 8X, que nos brinda una resolución de 1440x900 px para el modelo de 17" y 1680x1050 px para el de 20". La proporción 16:10 de la pantalla es ideal para ver películas DVD en su formato original.

Su diseño extrafino (5 cm de grosor) y un adaptador opcional (por unos 30 Euros) nos permitirán colgar nuestro iMac G5 de la pared o de cualquier brazo articulado que prefiramos, siempre y cuando cumpla con el estándar VESA. Su ligero peso (8,4 Kg para el modelo de 17" y 11,43 Kg para el de 20" y la fuente de alimentación integrada te permitirán moverlo del despacho al salón en un abrir y cerrar de ojos.

Si eres de los que no pueden ver los cables ni en pintura, recuerda que puedes añadir a la configuración base el módulo Bluetooth interno opcional, que te permitirá utilizar un ratón y teclado inalámbricos, y la tarjeta Airport Extreme (compatible con el estándar 802.11g) para conexión inalámbrica a Internet o a otros ordenadores.

Los 256 MB de RAM que incorpora de serie son, a estas alturas, un poco ridículos, pero por suerte, acceder al interior de la máquina es coser y cantar. Incorpora un disco duro Serial ATA a 7200 rpm de 80 o 160 GB y la memoria RAM es ampliable hasta 2 GB por medio de dos módulos de SDRAM DDR PC3200 a 400 MHz.

La unidad óptica, del tipo "ranura chupadiscos" o "carga por ranura", es una combo DVD-ROM / CD-RW para el modelo básico o una SuperDrive DVD-R/CD-RW para los dos modelos superiores.

En el apartado de puertos, no se queda corto: dos FireWire 400, tres USB 2.0 y dos USB 1.1 (en el teclado).

Incorpora salida de audio óptico digital para auriculares, entrada de audio, micrófono, auriculares estéreo y dos altavoces integrados.

Puedes conectarlo a un televisor o proyector mediante las salidas VGA, vídeo compuesto y S-vídeo.

Por último, un módem de 56 K interno y un puerto ethernet 10/100 completan la configuración básica.

En conclusión

Si eres un usuario con problemas de espacio, ruido o cables, que busca una solución informática potente y elegante, no busques más. Te aconsejo que te acerques a la tienda de Apple más cercana a ver de cerca una de estas maravillas, juegues un rato con ella y te convenzas por ti mismo. No se trata sólo de diseño, sino también de potencia y ergonomía.

La facilidad de uso que aporta Mac OS X y su estabilidad a prueba de bombas, unido al impresionante paquete de software incluido de serie harán que en menos de 2 minutos estés navegando por la Red con Safari, editando vídeo con iMovie y pasándolo a formato DVD con iDVD, componiendo tu propia música con GarageBand, organizando pases de fotografías con iPhoto, creando tu discoteca digital con iTunes y, por qué no, pegando unos tiros aquí y allá con Nanosaur o Marble Blast Gold.

Por precio y prestaciones, éste será, sin duda, otro éxito arrollador de Apple.
0
5
0
5Comments
baco

que estamos en el momento appled...

0
kowal

Noticia viejita, acá hay una más nueva:

http://www.digg.com/apple/Apple_officially_declares_the_end_of_the_iMac_G5

0
panzer

no entiendo sus preguntas

0
mune1980

WTF????? 🙄

0
Diego

eh?

0