Popular channels

Contacto en Honduras

27 de Agosto de 2009 |08:49
“Contacto en Honduras”: opinión de una mendocina consultora de Naciones Unidas

Hace unos días me contacté con Ana Laura Touza, mendocina, egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo, quien reside desde el año 2000 en Honduras y trabaja para las Naciones Unidas como consultora, y le pregunté cómo vivía el conflicto. Le pedí su opinión sobre la problemática allí, para compartirla con vos.

Ana Laura hace más de una década partió de Mendoza. En 1997-1998 estudió en la Maestría en Desarrollo en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Países Bajos. Hacia 1999 realizó un Postgrado en Investigación participativa rural en el Instituto Internacional para la Investigación Agrícola, en Wagenigen, Países Bajos, con tres meses de trabajo de campo en Uganda.

Entre el 2000-2004, trabajó como Oficial de Programas para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD Tegucigalpa, capital de Honduras. En 2004-2005 realiza cursos de doctorado en la FLACSO, Ciudad de Guatemala, becada por la Agencia Sueca de Cooperación Internacional ASDI. Ya en 2005, de regreso a Honduras, trabaja como consultora/investigadora para las siguientes organizaciones: FLACSO, PNUD, UNIFEM, Unión Europea y diversas organizaciones de cooperación bilateral, haciendo investigación social en el área de exclusión social.

En 2007 dicta seminarios como profesora de la Maestría de Servicio Social en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Y hace unos pocos meses del presente año defendió tu tesis doctoral en ciencias sociales. Te invito a leer su opinión sobre lo que está pasando en aquel golpeado país:

“En este país centroamericano, esta Honduras acorralada por la pobreza y exclusión del 70% de su pueblo, que no tuvo ningún movimiento revolucionario de peso en su historia, y que se contentó con apoyar solidariamente a los procesos de países vecinos en los 1980s, mientras sus dirigentes políticos la convertían en el patio trasero de la contrarrevolución, llegó a la presidencia Manuel “Mel” Zelaya, miembro de una de una familia de hacendados terratenientes, ganó en el año 2005 porque el otro candidato metía miedo con la pena de muerte, y un contexto de 50% de abstención.

Mel Zelaya, hizo lo inesperable: políticas para el pueblo (“populistas” para sus enemigos), eliminó el pago de la matrícula en la educación pública, distribuyó subsidios para los campesinos, aprobó un histórico salario mínimo que duplicaba al anterior, fortaleció las empresas del Estado y se alió al ALBA. Su última apuesta era, y digo última porque le quedaban seis meses para terminar su mandato, convocar a una asamblea constituyente. La constitución de Honduras es muy restrictiva en términos de participación ciudadana así como el sistema político que desde hace 17 años no ha inscripto a ningún partido político. Por supuesto la oposición no se hizo esperar y todos los demás órganos del Estado se pronunciaron en contra de cualquier convocatoria a consulta popular por considerarla inconstitucional.

El 28 de junio, el día en que se iba a realizar una encuesta de opinión a favor o en contra de la asamblea constituyente, Zelaya fue sacado en la madrugada de su casa por el ejército, tirotearon su casa y lo llevaron en pijamas hasta Costa Rica. Presuroso, el presidente del Congreso, Roberto Micheletti, se hizo nombrar presidente. De esto hace 52 días.

Los que financian el golpe de estado y la actual dictadura, están representados por unas 10 familias que desde los años 1980s (y gracias a gobiernos miliares y neoliberales) se fueron haciendo dueños del país: de las fábricas textiles (maquilas) que exportan toda su producción a EEUU, de los principales medios de comunicación y de telefonía celular, de cadenas de comida chatarra, de las mejores tierras, de la distribución de los combustibles, de las industrias agroalimentarias, de los bancos, etc. muchas de las cuales están exentas del pago de impuesto porque consiguieron leyes especiales de un Congreso cuyos diputados poco a poco se han ido transformando en empleados. Hay más gente que está con ellos, esa gente que nunca se mete porque es manipulada por los medios o por las iglesias que se han alineado con el golpe. También con el golpe están los partidos políticos Nacional, Democracia Cristiana, socialdemócrata y Liberal, aunque estos dos últimos se han dividido.

La Resistencia, organizada en el Frente contra el Golpe, lo integran los sindicatos y centrales obreras, organizaciones campesinas, indígenas y de afrodescendientes, mujeres, estudiantes y organizaciones populares. También está integrado por un sector del Partido Liberal, que apoya a Zelaya. Hay unos pocos medios de comunicación que no están bajo el control de los golpistas: Radio Globo (a punto de ser cerrada) Radio Progreso, Canal Hondured y varias radios comunitarias.

¿Cuán masivo es el apoyo al regreso de Mel Zelaya? Es difícil dar datos, pero a simple vista es la mayoría: miles de ciudadanos/as que se movilizan diariamente, la adhesión masiva al paro indefinido que llevan a cabo la mayor parte de los sindicatos, los permanentes cortes de carretera… las miles de pequeñas acciones solidarias que tiene la gente común con la Resistencia.

El apoyo internacional a Zelaya ha sido importante, pero todavía no decisivo, el cerco diplomático y económico no ha impedido que los golpistas sigan en el poder. EEUU tiene un papel importante y no ha jugado todas sus cartas, no ha hecho oficialmente el reconocimiento de que en Honduras ha habido un golpe de estado: esto implicaría el cese de la actividad comercial y el retiro de su embajador (que es el única que queda en el país) ¿cuánto durarían los golpistas si las exportaciones de Honduras a EEUU fueran bloqueadas?

En conclusión, estamos en un país parado, reprimido y con graves crímenes contra los derechos humanos, censurado, con una brutal crisis económica (sin turismo, casi sin ventas y con las inversiones muy limitadas), y los que aquí vivimos estamos ante la total incertidumbre de lo que pueda suceder”.

Ana Laura Touza
Dra. en Ciencias Sociales
Investigadora Social. Consultora de Naciones Unidas

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/155145
0
0
0
0No comments yet