1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Conurbano caliente: policías asaltados, tiros y dos ladrones

Conurbano caliente: policías asaltados, tiros y dos ladrones muertos



Fueron dos nuevos hechos de inseguridad en el Conurbano bonaerense que terminaron en muerte, en menos de 24 horas. Pero esta vez, los que corrieron peor suerte fueron los ladrones. En los dos casos, las víctimas de robo fueron policías que se defendieron a los tiros con sus armas reglamentarias.

El primero de los casos fue en la fría mañana del jueves en Besares al 4600, en Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza. Eran las 6.30 del jueves cuando Hugo Hernán Becerra (26), oficial de la Policía de la Ciudad, salía de su casa con la moto para ir a trabajar.

Al igual que hacen tantos otros vecinos del Gran Buenos Aires a esa hora, el agente ya había sacado su Honda XR 150 y la dejó en la vereda para volver a cerrar la reja. Pero en ese momento aparecieron dos ladrones armados. Uno comenzó a exigirle las pertenencias Becerra, que se identificó como policía, mientras que el otro se subió a su moto.

En ese momento, el oficial sacó su arma y los ladrones intentaron escapar. Uno lo hizo con la Honda de Becerra, pero dejó solo a su cómplice armado y se desencadenó un tiroteo. En total hubo seis disparos. El enfrentamiento terminó con uno de los ladrones muerto, que fue identificado por fuentes policiales como “Yoni”. Antes de caer desplomado con dos impactos de bala en el pecho, dejó tirado el revólver calibre 32 en el frente de la casa del oficial y alcanzó a correr unos cien metros.

Cuando Becerra avisó al 911 de lo ocurrido, comenzó un rastrillaje para intentar dar con el sospechoso que le robó la moto. Finalmente, la Honda XR apareció a 12 cuadras de la casa del agente, en Serena y Balboa. Este viernes a la noche la DDI La Matanza seguía buscando al ladrón prófugo.

Luego del hecho, el oficial, que se desempeña en la División de Protección Gubernamental de la Fuerza porteña, declaró ante la Fiscalía de Homicidios a cargo de José Luis Maroto y quedó en libertad. Para los investigadores, actuó bajo la figura de “legítima defensa”, según indicaron fuentes del caso a Clarín.

Tras la muerte de “Yoni”, se desató una guerra de publicaciones en Facebook, adonde varios usuarios celebraron la muerte del ladrón y los allegados de este último salieron a defenderlo. “Cómo te voy a extrañar, compañero, hermano, me dejaste solo, por qué te fuiste. Te voy a extrañar un montón, pendejo, me dejaste solo”, escribió Alejandro, hermano del asaltante.

La seguidilla de violencia continuó horas más tarde en la zona oeste. En Merlo, dos motochorros quisieron asaltar a una pareja que viajaba en una Yamaha YBR.

Al igual que en el caso de Laferrere, los ladrones no sabían que la joven que viajaba en el lugar del acompañante era una agente de la Policía Local de Morón que estaba vestida de civil pero llevaba su arma reglamentaria.

La oficial y su novio fueron sorprendidos en Pirovano, entre Costa y Benavente, cerca de las 21.30. Dos ladrones que se movían en una moto negra tipo enduro se les cruzaron en el camino y los encerraron.

En ese momento, uno de los asaltantes se bajó del vehículo, sacó su arma y amenazó a la pareja. Entonces la mujer policía se identificó, tomó su pistola reglamentaria y comenzó a disparar, según informaron fuentes policiales a Clarín. En total los peritos contabilizaron tres balazos.

En medio del enfrentamiento, el ladrón salió corriendo y se subió a la moto junto a su cómplice. Pero una de las balas lo había alcanzado: en Pirovano y Drago, a dos cuadras del lugar del robo, perdió el equilibrio y cayó.

Cuando llegó la ambulancia, el asaltante no tenía signos vitales. La Policía lo identificó como Carlos Javier Sedan (21), con domicilio en Marcos Paz. A su lado tenía un revólver calibre 32 largo.

En el lugar del hecho se levantaron tres vainas servidas. La investigación quedó a cargo de la Fiscalía N° 8 de Morón y las pericias eran realizadas por la Gendarmería Nacional, ya que en el hecho intervino personal policial. No obstante, al igual que Becerra, la agente quedó en libertad.
+11
35
0
35Comentarios