About Taringa!

Popular channels

Corea del Norte "lanzará al enemigo a la hoguera"

Corea del Norte advirtió que "lanzará al enemigo a la hoguera" si hay alguna provocación

Kim Jong-un aseguró que quien "juega con fuego está destinado a quemarse con sus llamas". Corea del Sur aseguró que el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea sigue vigente.


El líder norcoreano, Kim Jong-un, exhortó hoy a "lanzar a los enemigos a la hoguera, una vez sea dada la orden", en ocasión de visitar las tropas desplegadas en la frontera con Corea del Sur, lo que supone una profundización del conflicto entre Seúl y Pyongyang.



"Todo el que juega con fuego está destinado a quemarse con sus llamas, de la misma forma, todos los enemigos que juegan con fuego en un punto caliente deben ser lanzados a la hoguera, una vez sea dada la orden", amenazó Kim, según informó la agencia de noticias norcoreana KCNA.
El nuevo hombre fuerte de Corea del Norte detalló que "deberán romper la cintura y cortar las gargantas del enemigo y mostrarle claramente lo que es una guerra real", citó la agencia de noticias Europa Press.

"Deberán romper la cintura y cortar las gargantas del enemigo y mostrarle claramente lo que es una guerra real"
Kim Jong-un

En concreto, Kim le ordenó a sus tropas "volar" el cuartel militar de la isla surcoreana de Baengnyeong "a través de un bombardeo sin piedad, si los enemigos llevan a cabo cualquier provocación".
Kim hizo estas declaraciones desde la base militar ubicada en la isla de Wolnae, donde se encuentra la unidad de artillería 641, cerca de la frontera occidental con Corea del Sur, donde Seúl y Washington llevan a cabo en este momento prácticas militares conjuntas.
El ejercicio militar anual Key Resolve, que las fuerzas de Corea del Sur y Estados Unidos iniciaron ayer se prolongará hasta el próximo jueves 21.

Armisticio vigente
En tanto Corea del Sur aseguró hoy que el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea (1950-53) sigue vigente, pese a que Pyongyang ayer lo declaró nulo como respuesta a nuevas sanciones impuestas por la ONU.



"Los términos del armisticio no pueden ser unilateralmente anulados o invalidados", aseguró hoy el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano, Cho Tai-young, quien pidió a Corea del Norte que retire sus amenazas de acabar con el alto el fuego.
El armisticio que hace casi 60 años decretó el alto el fuego en la Guerra de Corea, mantiene técnicamente enfrentados desde entonces al Norte y al Sur, que nunca lograron sustituir este acuerdo por un tratado de paz definitivo.


"Le pedimos a Corea del Norte que retire las amenazas contra la estabilidad y la paz"
Cho Tai-young, portavoz de Corea del Sur


El portavoz explicó, además, que Seúl mantendrá "absolutamente" el armisticio e impulsará en este sentido la cooperación y la consulta con Estados Unidos y China, países que forman parte del acuerdo.
"Le pedimos a Corea del Norte que retire las amenazas contra la estabilidad y la paz en la península de Corea y en la región", agregó el portavoz en unas declaraciones recogidas por la agencia surcoreana Yonhap.
Por su parte, la vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, destacó ayer en una rueda de prensa que, durante 60 años, el alto el fuego aseguró la paz y la estabilidad de la península coreana, por lo que "es preocupante para nosotros cuando uno de los signatarios de un acuerdo mutuo declara públicamente que lo abandona".

Alta tensión

La escalada de tensión entre las dos Coreas se inició con los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre de 2012, continuó con la prueba nuclear del 12 de febrero de 2013, y se agudizó con las consecuente presión del Consejo de Seguridad sobre Pyongyang y los ejercicios conjuntos de Washington y Seúl.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó esas acciones, al considerar que violaban resoluciones que prohíben expresamente a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos, y amplió las sanciones en su contra.
El anuncio norcoreano de que ponía fin al armisticio firmado por entre las dos Coreas, forma parte de la campaña de amenazas del país comunista tras las nuevas sanciones económicas y comerciales que le impuso la ONU por su prueba nuclear del 12 de febrero, la tercera del país tras las realizadas en 2006 y 2009.
0No comments yet