About Taringa!

Popular channels

Country K de Quilmes un verdadero paraíso de irregularidade



El country K de Quilmes es un verdadero paraíso de irregularidades

Un operativo de ARBA detectó que el 87% de las construcciones en el barrio privado no estaba declarado ante el fisco. Se trata del mismo complejo residencial en donde varios funcionarios kirchneristas son propietarios de terrenos

El country K “Nuevo Quilmes”, que tantos dolores de cabeza le dio al intendente Francisco “Barba” Gutiérrez, se convirtió en un auténtico paraíso para la corrupción de los más grandes exponentes de la denominada “Década ganada”.

Sin ir más lejos, ayer se conoció la información de que ARBA detectó que el 87% de las construcciones del complejo residencial no estaba declarado ante el fisco y, por ende, tributaba como baldío. Un mamarracho más que no sólo salpica al mandatario quilmeño, sino que además ensucia a figuras muy cercanas a la presidenta Cristina Fernández.

En concreto, y según el comunicado oficial, entre los más de 50.000 metros cuadrados no declarados en “Nuevo Quilmes”, había 200 casas de lujo -de aproximadamente 250 metros cuadrados cada una, confeccionadas con materiales de primera calidad y con instalaciones complementarias de categoría-. Asimismo, hallaron 100 piletas de natación que no figuran en los registros catastrales de la provincia.

Asimismo, las autoridades de ARBA explicaron que “luego de comprobar las irregularidades en la declaración de los inmuebles, los inspectores de la Agencia intimaron a los propietarios de las construcciones a que regularicen su situación”. En este marco, ya se habla de que, por esta irregularidad, la deuda conjunta en el Impuesto Inmobiliario supera los $2 millones.

El barrio de la impunidad


Fue Hoy el que, en sus ediciones anteriores, advirtió a sus lectores sobre la impunidad que reina en el country, que casi consigue un beneficio insólito: no pagar los impuestos municipales con los nuevos aumentos avalados por la propia gestión barbista. En este sentido, la polémica se desactivó hace apenas un mes, cuando el titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 1, Hugo Guarnieri, resolvió dejar sin efecto la medida cautelar que había favorecido a “Nuevo Quilmes” con la suspensión del pago de los tributos locales -con la mencionada actualización en concepto de tasa SUM (Servicios Urbanos Municipales)-.

Sin embargo, las dudas en torno al selecto barrio privado ya se habían instalado con fuerza. En diálogo con nuestro medio, el exconcejal y ahora diputado provincial por la UCR, Fernando Pérez, había indicado que “el propio intendente de Quilmes ha comprado un lote y estaría mudándose ahí. Y algunos funcionarios del distrito, como el secretario de Legal y Técnica, Walter Di Giuseppe, tienen su domicilio”. Y lo mismo se dice del criticado secretario de Medio Ambiente del distrito, Claudio Olivares.

Pero no sólo eso, ya que también se supo que el diputado nacional Carlos Kunkel había adquirido tiempo atrás un predio en el country, al igual que el controvertido titular de Aerolíneas Argentinas -y dirigente de la agrupación ultra K La Cámpora-, Mariano Recalde (quien, además, invirtió en acciones en la sociedad “Nuevo Quilmes”, firma que desarrolló el emprendimiento inmobiliario).

La avanzada inmobiliaria, una bomba de tiempo

La aparición del country “Nuevo Quilmes” en la comuna gobernada por Francisco Gutiérrez también generó profundas incertidumbres en cuanto a los posibles riesgos ambientales para los vecinos de la zona.

En tal sentido, no fueron pocas las voces que mostraron su preocupación por la expansión del proyecto inmobiliario, que “complicaría seriamente a los habitantes del barrio quilmeño de Villa Alcira” y que provocaría daños “como los registrados hace un año atrás en La Plata”.

“Todo el desarrollo inmobiliario de ese lugar es absolutamente perjudicial para el barrio Villa Alcira, que está pegado y en el cual viven hace sesenta años alrededor de dos mil familias”, había asegurado tiempo atrás el legislador Fernando Pérez a nuestro diario.
0No comments yet
      GIF