About Taringa!

Popular channels

Crecen los arrebatos y robos en Uruguay.



Si bien las autoridades del comando de Jefatura de Policía no lo manifiestan, existe malestar por el faltante de funcionarios en Salto.

Se trata de un departamento que permanentemente cuenta con altos números de población flotante, motivado por los centros termales, lo que obliga a una mayor vigilancia en desmedro de otros puntos de la planta urbana.

El pasado viernes se registraron 6 arrebatos, algunos de ellos violentos y en los que se provocaron lesiones a víctimas.

Hubo un número similar de hurtos de motos de variadas marcas, que los delincuentes se llevaron desde distintos estacionamientos y según sus propietarios todas estaban con trabas de seguridad.

Semanas atrás en un radio local, el Jefe de Policía salteño, Carlos Ayuto, hizo referencia a la falta de policías y precisamente al crecimiento que ha tenido el departamento en base al turismo.

La carencia de funcionarios llega a que en determinados momentos se encuentre al frente de una comisaría un solo efectivo y de igual forma para las recorridas en patrulleros. Esa carencia se registra en todos los escalafones del personal y ante el retiro de oficiales superiores no se han llenado esas vacantes. Tampoco se completó la vacante del Sub Jefe de Policía departamental, la que se mantiene acéfala desde hace varios meses.



"Cuando el oficial a cargo de la comisaría no está, queda un sargento, un cabo y a veces hasta un agente de primera, dijo un policía que aguarda por la fecha de su retiro. Esto se da muchas veces atendiendo denuncias y con algún preso en un calabozo", acotó.

Recientemente, la Jefatura local recibió nuevos patrulleros y camionetas para las seccionales de áreas rurales, aunque igualmente la falta de personal es lo que más afecta para cumplir con mayor vigilancia.

Diez minutos es el tiempo que le lleva a los ladrones de motos desguazar un birrodado una vez que dan el golpe. Prefieren las motos marca Yumbo, al desarmarlas dejan abandonados cuadros y en ocasiones alguna rueda, llevándose el motor íntegro. Los policías reconocen que el esclarecimiento de este tipo de delitos no es la prioridad, aunque si preocupa la ola de arrebatos y rapiñas que son cometidas precisamente por delincuentes que se desplazan en motos robadas y con matrículas adulteradas.
0No comments yet
      GIF