Canales populares

Crimen del modelo: Cuatro años de prisión a encubridor


Taringuero promedio

Crimen del modelo: Cuatro años de prisión a encubridor

El joven fue condenado por encubrir el asesinato de Diego Rodríguez, cometido en 2010, el barrio porteño de Liniers. El Tribunal, además, le prohibió salir del país y deberá presentarse una vez por mes ante la Justicia.


Un joven acusado de encubrir el crimen del modelo publicitario Diego Rodríguez, cometido en octubre de 2010 en el barrio porteño de Liniers, fue condenado a cuatro años y tres meses de prisión por ese hecho, pero como tenía una condena previa la Justicia le unificó la pena en seis años y ocho meses.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 porteño, que halló a Diego Aaron Gayoso Sartorio (23) culpable de los delitos de “portación ilegal de arma de guerra y encubrimiento” del homicidio de Rodriguez (27), ya que en su poder se encontró el arma con que se cometió el crimen.

Fuentes judiciales informaron que el ahora condenado llegó al juicio oral en libertad y permanecerá en esa condición por haber obtenido la excarcelación hasta que la sentencia quede firme.

Sin embargo, los jueces Leonardo De Martini, Ricardo Rojas y Guillermo Yacobucci le impusieron la prohibición de salir del país y la obligación de presentarse una vez por mes ante el tribunal.

El acusado registraba otra condena, a tres años de cárcel en suspenso por “abuso de arma de fuego”, por lo que el TOC 6 unificó las penas en seis años y ocho meses de prisión.

La detención de Gayoso se concretó el 7 de octubre de 2010, dos días después del crimen, cuando efectivos de la comisaría 40ta. de la Policía Federal realizaban un operativo de rutina en la villa Cildañez, de la Capital Federal, y cuando un grupo de jóvenes los vio empezó a correr.

De acuerdo al expediente, uno de ellos, Gayoso, descartó un arma mientras escapaba y finalmente fue detenido.

Los investigadores secuestraron una pistola Pietro Beretta calibre 9 milímetros con la numeración limada, similar a la que se utilizó para matar a Rodríguez.

Al ser cotejada esta pistola con la vaina servida hallada en el interior de la camioneta del modelo asesinado, se constató que se trataba del arma homicida.

Por eso Gayoso quedó imputado por “encubrimiento y portación ilegal de arma”, pero no se lo pudo vincular con el homicidio.

Los hechos

El crimen de Rodríguez fue cometido a las 21.30 del 4 de octubre de 2010, cuando se dirigía en su camioneta Ford EcoSport a buscar a su novia, a la casa de sus padres, en el pasaje El Chacho 680, de Liniers.

Cuando estaba estacionando, un Fiat Palio gris se le cruzó adelante y dos delincuentes descendieron, lo amenazaron con armas y le exigieron la entrega de la camioneta.

Durante el asalto, el modelo recibió un balazo en la cabeza y quedó tirado adentro de su propio vehículo, mientras que los ladrones escaparon a toda velocidad sin concretar el robo.

Rodríguez fue trasladado al Hospital Santojanni, donde ingresó en gravísimo estado, fue operado dos veces y finalmente murió.

En tanto, horas después del crimen fue encontrado el Palio gris abandonado en Ciudad Oculta, donde dos días más tarde la Policía detuvo a un joven identificado como Juan Pablo Peralta, por entonces de 25 años.

Ese joven estuvo detenido dos años, pero al realizarse el juicio oral y público fue absuelto y declarado inocente ya que no lo acusaron del crimen ni el fiscal del juicio, Diego Nicholson, ni los abogados querellantes.

Es que un testigo declaró que el joven “estaba enyesado y no se podía mover” al momento del crimen, en tanto que los policías admitieron que, al subirlo al patrullero, también notaron que tenía dificultades para caminar y debía moverse “dando saltitos”.

Peralta, durante la etapa de instrucción, siempre había dicho que era inocente y que en esa época no podía movilizarse porque había sido baleado en una pierna el 16 de septiembre, 18 días antes del crimen.

En tanto, los testigos que vieron robar el Palio dijeron que el ladrón no mostraba ningún tipo de problemas para caminar.



0
0
0
0No hay comentarios