Crisis económica precariza el empleo en Venezuela

Crisis económica precariza el empleo en Venezuela




La grave crisis económica que atraviesa el país desmejora considerablemente las condiciones laborales de los venezolanos, generando la precarización de sus puestos de empleo.

A las puertas del edificio “José Vargas” se congregaron este martes representantes de las distintas organizaciones sindicales, como también integrantes de la denominada Unidad de Acción Sindical y Gremial quienes realizaron una jornada especial en el marco del Día Internacional del Empleo Decente, a través de la cual exigieron a las autoridades gubernamentales puestos de empleo estables, bien remunerados, libertad sindical, derecho a la negociación colectiva y de huelga, seguridad social justa y eficiente, y diálogo social, y alegaron que los gobiernos en particular las naciones miembros de la Organización Internacional del Trabajo los cuales tienen la obligación de garantizar esos derechos fundamentales.

Carmen Omaira Arismendi, secretaria ejecutiva de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, conceptualizó el empleo decente como aquel que garantiza todas las condiciones laborales y sociales de los trabajadores. La dirigente sindical aseguró que “un porcentaje muy pequeño ostenta un trabajo digno en el país ”.

En documento entregado por la dirigencia sindical se denuncia que cada día son menos las fuentes de empleo productivo y estable. “El Gobierno en vez de estimular espanta las inversiones y, en paralelo, está convirtiendo en ruinas a las empresas públicas, entre ellas Pdvsa”.

Cuando se le consultó sobre las cifras de desempleo que maneja la CTV, Arismendi señaló que no se atreve a dar porcentajes “porque el INE está retrasado con los numeritos de años anteriores”, sin embargo alegó que “no son confiables, y se carece de una realidad cierta de la desocupación en el país”.

Sobre la misma temática, Pablo Castro, coordinador nacional de Fadess, afirmó que la estadística del INE “no es confiable”. De acuerdo al despacho oficial, la desocupación está por el orden del 6,8%, mientras que para los trabajadores se ubica en 9%.

Casi el 50% del sector de la economía activa no tiene empleo, carecen de seguridad social, viven en condiciones deplorables, especialmente ante la crisis que atraviesan algunas industrias del país la cual genera que no haya crecimiento de la nómina.