Popular channels

Cristina con Navarro




La ex presidenta dijo que se siente "perseguida" al hacer referencia a las causas judiciales y se mostró muy crítica del macrismo en el plano económico. También se despegó de Lázaro Báez y José López y reclamó que se haga "una auditoría de la obra pública" del kirchnerismo.




La entrevista duró exactamente 50 minutos. Cristina Fernández de Kirchner habló telefónicamente con el periodista —afín al kirchnerismo— Roberto Navarro, en el canal de noticias C5N.

Con un tono institucional, la ex Presidenta se victimizó al respecto de las causas judiciales que la tienen como protagonista, al sostener que se siente "perseguida". Precisó: "No es una sensación térmica, es claro y evidente que estoy siendo perseguida".

El reportaje ocurrió a días de los allanamientos realizados en propiedades de su familia en la provincia de Santa Cruz y antes de tener que presentarse ante el juez federal Claudio Bonadío para notificarse del procesamiento y embargo dictado en su contra en la causa por la venta del dólar futuro.

"Está faltando ideas para plantear una alternativa", reflexionó Cristina al ser consultada sobre la oposición, en lo que se leyó como un mensaje hacia dentro del propio kirchnerismo. Añadió: "Creo que están faltando ideas que puedan persuadir a la sociedad y al Gobierno que el rumbo no es acertado".

Al respecto, dijo que "la oposición tiene que cumplir un rol en el Parlamento, esto no significa obstruir como hicieron con nosotros".

CFK sostuvo además que existe una "transferencia de ingresos a los sectores más concentrados de la economía" y agregó que "el ajuste ha sido brutal". "El tarifazo ha sido monstruoso", tiró.

La ex mandataria se despegó del caso de José López, ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo: "Repudio, rechazo e indignación son palabras que no alcanzan". Y reiteró en varias oportunidades: "Hay que hacer una auditoría pública para dejar establecido qué pasó y si realmente hubo sobreprecio".

En ese contexto, enfatizó: "Siempre alquilé inmuebles, nunca habitaciones. Eso es algo que debe quedar en claro. Con Néstor Kirchner, las inversiones las hicimos en ladrillos y ahorros".

De esta forma, la líder del Frente para la Victoria se refirió, sin nombrarlo, a los negocios que su familia hizo con el empresario Lázaro Báez, detenido actualmente en una causa por lavado de dinero.

"Ese empresario no es el contratista más importante en las obras públicas que se hacen en el país. Existen otros que son más importantes que él y que han recibido contratos más elevados", apuntó Cristina.

Y concluyó sobre su rol en la oposición: "No hay apellidos salvadores".

Ampliaremos.









0
0
0
0No comments yet