Check the new version here

Popular channels

Cristina critica, reta y enseña al Mundo

LA MAESTRA CIRUELA DA CÁTEDRA





Ni arquitecta egipcia ni abogada exitosa: maestra ciruela. Ver a la Presidenta dictar cátedra con su dedito levantado en las Naciones Unidas genera vergüenza ajena.

Una cosa es defender la soberanía nacional con firmeza. Eso nos generaría orgullo. Pero otra muy distinta, casi bizarra, es observar su arrogancia, que señala las pajas en los ojos ajenos del planeta sin inmutarse ante la viga que tiene en el propio.

Lo reta a Barack Obama porque no sabe cómo combatir el terrorismo más sanguinario e irracional de la historia, y en Argentina se le quema el rancho para apresar a un sencillo motochorro en la Boca que se pasea por los canales de televisión. Hasta Sergio Berni confesó que tocó "los timbres de varios juzgados y no pudo conseguir una orden de detención".

Desautoriza a monseñor Guillermo Karcher diciendo que el Papa sólo habla por sí mismo y, de inmediato, Ella habla en nombre del Papa. Aprendió en catequismo que al que madruga Dios lo ayuda. Dice como al pasar, fingiendo que está más allá de todo y con aires de superada, que no tiene miedo por haber sido amenazada por Estado Islámico. No aporta un solo dato judicial ni efectivo.

Maneja con frivolidad un tema gravísimo que tiene al mundo en vilo. Pero de inmediato duda de su existencia real. Repite un argumento típico del infantilismo revolucionario de los 70 y sugiere que los criminales que cortan las cabezas de los infieles cristianos y que tanto angustian al papa Francisco son "una puesta en escena cinematográfica" inventada por los que les venden los pertrechos bélicos porque "mi país no fabrica armas".

Es inquietante y peligroso cuando la soberbia empieza a nublar su racionalidad y la deja al borde del papelón internacional. Cristina es inteligente y debe comprender que no puede manipular la realidad como si fuera una editora de videos del pautatraficante Diego Gvirtz en 6,7,8.

El mismo día en que la comunidad judía celebró la llegada del año 5775 con manzana y miel en sus mesas les echó en cara que se le hayan puesto en contra del pacto con Irán, que a todas luces fue un fracaso nefasto.

Saca pecho con orgullo, como diciendo: "A nosotros nos acusaron de traidores por intentar un camino de entendimiento y a los Estados Unidos los aplauden porque los cancilleres se sientan en el Waldorf Astoria".

Por momentos la Presidenta no registra las proporciones, pierde la dimensión de los acontecimientos. El trastorno narcisista de la personalidad es definido en su punto 1 por "un grandioso sentido de la autoimportancia con fantasías de éxito ilimitado".
0
0
0
0No comments yet