Cristina denunció que fue amenazada

La Presidenta vinculó las amenazas a su amistad con el Papa y su apoyo a la coexistencia de Palestina e Israel.



La presidenta Cristina Fernández reveló hoy que dos comisarios presentaron denuncias ante la justicia porque hubo amenazas en su contra por parte del grupo terrorista que se presenta como Estado Islámico y las vinculó a su amistad con el Papa y su apoyo a la coexistencia de Palestina e Israel.

La mandataria realizó esas declaraciones en Roma, tras su almuerzo con Francisco, y señaló que el caso fue remitido también para su investigación al Ministerio de Seguridad y a la Secretaría de Inteligencia del Estado.

"Días atrás dos comisarios, uno de la Policía Federal Argentina y otro de la bonaerense realizaron una denuncia por amenazas contra mi persona", señaló de acuerdo al texto que publicó esta tarde la página web de la Casa Rosada.



De todas formas, la mandataria le quitó trascendencia a la cuestión al sostener que si fuera por las amenazas "debería vivir abajo de una cama, como el Papa también".

"La denuncia realizada (ante la Justicia) por los dos comisarios fue a raíz de que habían aparecido amenazas del Estado Islámico contra mí persona, por la amistad con el Papa Francisco y por la posición de la existencia de los dos Estados: del Estado de Palestina y del Estado de Israel", acotó.

Y, según el texto de Presidencia, la presidenta señaló que en su charla con el Papa también hablaron sobre "cuestiones y circunstancias propias de personas que tenemos actitudes que muchas veces no somos políticamente correctos y que defendemos cosas que molestan a algunos, y no sabes si pueden ser ciertas, o si son de algunos actores para imputárselas a otros".