Check the new version here

Popular channels

Cristina Fernández explicará por carta el caso Nisman

Cristina Fernández explicará por carta el caso Nisman a Mia Farrow y Navratilova




Twitter puede ser un arma de doble filo. A la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner le encanta utilizar la red social. Pero no parece que le caigan muy bien los tuits de los demás, sobre todo sin son famosos y se meten con su gobierno. A raíz de una crónica publicada en The New York Times sobre el caso Nisman, la actriz Mia Farrow publicó en su cuenta de Twitter un duro comentario contra la presidenta, relacionándola con la muerte del fiscal. Días antes, la ex tenista Martina Navratilova también había tuiteado que el escándalo "apestaba". Esos tuits han recibido hoy una respuesta del gobierno argentino, que ha decidido explicar por carta a Farrow y Navratilova las claves de un caso que tiene a Argentina patas arriba.

"Parece que la presidenta argentina no sólo encubrió el atentado con bomba en un centro judío en 1994, sino que además mató al fiscal", escribió Farrow en su cuenta de Twitter. La actriz mencionaba en su mensaje el artículo del New York Times que se hacía eco de un borrador de denuncia hallado esta semana en el cubo de basura del piso del fiscal. Nisman apareció muerto con un balazo en la cabeza el pasado 18 de enero. Días antes, había acusado a Cristina Fernández de encubrir a Irán en la causa de la mutual judía AMIA. Pero en la denuncia no incluía ese borrador en el que el fiscal pedía también el arresto de la presidenta argentina.

El tuit de Farrow se convirtió pronto en "trending topic". Previamente, el pasado 23 de enero, Navratilova también había opinado en Twitter sobre el caso Nisman: "La presidenta argentina ahora dice que la muerte del fiscal no fue un suicidio, y todo esto apesta...". Navratilova también había leído otra crónica del New York Times donde se reflejaba el cambio de opinión de Fernández de Kirchner, que en sólo tres días pasó de sugerir un suicidio a tener el "convencimiento" de que a Nisman lo mataron.

Tanto Farrow como Navratilova son afortunadas. Tendrán explicaciones de primera mano sobre un caso en el que reina la confusión. El jefe de gabinete de la Casa Rosada, Jorge Capitanich (el hombre que rompió ante las cámaras la exclusiva del diario Clarín sobre el borrador de Nisman), ha aprovechado su comparecencia matinal de todos los días para referirse al jaleo que se ha creado en Twitter: "El Estado argentino y la presidenta remitirán dos cartas para la aclaración correspondiente respecto al estado de situación de esta causa", ha dicho Capitanich, para quien Farrow y Navratilova están "desinformadas" sobre el caso Nisman."Uno advierte manipulación mediática con una estrategia unidireccional tendente a desacreditar al gobierno", se ha lamentado el "número dos" de la Casa Rosada.

Casi al mismo tiempo, otro peso pesado del gobierno, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, también se ha referido al polémico tuit de la ex esposa de Woody Allen. "Como secretario general de la Presidencia argentina creo, Mia Farrow, que la afirmación con respecto a nuestra presidenta es consecuencia de una desinformación, o de la falta de información", ha escrito Fernández en un tuit redactado en inglés. Y no ha parado ahí. A ese mensaje le han seguido varios más, todos en inglés, en los que el alto cargo del gobierno vuelve a culpar a la prensa de todo lo que está pasando en Argentina: "Tal artista y activista, respetada y comprometida como Mia Farrow, es sin duda consciente de los peligros de la parcialidad de los medios de hoy en día".

Nada han dicho sin embargo los funcionarios argentinos sobre otro tuit que ha revolucionado las redes sociales. Desde China, donde se encuentra en viaje oficial, Cristina Fernández lanzó ayer un mensaje en tono jocoso y mofándose del idioma chino: "Más de 1.000 asistentes al evento.

¿Serán todos de "La Cámpola" (La Cámpora, organización ultrakirchnerista) y vinieron sólo por el aloz y el petlóleo?", se burló la presidenta en su cuenta de Twitter aludiendo a un foro empresarial celebrado en Pekín.

Y no contenta con eso, continuó: "Sorry. ¿Sabes qué? Es que es tanto el exceso del ridículo y el absurdo, que sólo se digiere con humor. Si no son muy, pero muy tóxicos", escribió en referencia a la situación política en Argentina.
0No comments yet