Check the new version here

Popular channels

Cristina Kirchner, Lionel Messi y 2015

Mundo Messi

Cristina Kirchner, Lionel Messi y 2015


"La única manera de ganarle al kirchnerismo es ganarle a Cristina. Si no, es como ganarle a la selección sin Messi."







El Gobierno marcha firme hacia 2015. Es evidente que ha alineado a toda su tropa y concentrado todos sus esfuerzos en restarle importancia a las próximas elecciones. Ya no sabe qué hacer o decir para deslegitimarlas. La posibilidad de una derrota en las urnas lo atormenta. Las últimas declaraciones de integrantes de La Cámpora, en el sentido de que el próximo gobierno no tendrá legitimidad si no es capaz de competir con Cristina Kirchner son tan delirantes como preocupantes. El cristinismo pretende grabar a fuego que está proscripto. Y que quien lo proscribe es la propia Constitución.

Es ciertamente el punto máximo de turbación al que ha llegado. Comparado con eso, el vapuleo de Cristina a los jubilados caranchos que quieren cobrar como corresponde no llega ni a la altura de un zócalo. Y hasta el grueso de una moneda le queda grande al hecho de que haya tratado de vagos a los maestros por tener tres meses de vacaciones o haber reservado para los estudiantes universitarios de La Matanza actitudes imperdonables para Harvard.

Incluso, podría quedar en una anécdota haberle dicho "juez municipal" a Griesa como modo de descalificarlo, sin haber tenido nunca en cuenta cómo les cabría el sayo a los verdaderos jueces municipales ni que, en realidad, Griesa es un juez federal porque así lo determina el distrito al que pertenece.

Todas ellas son ahora ñoñerías, precedidas por ofensas de monta aún más baja, como la de Boudou cuando dictaminó: "¿A quién le importa el documento de la Iglesia?" que alertaba sobre la fractura del país en dos bandos irreconciliables, o el "Me importa un carajo los votos que sacan los demás", del siempre didáctico Aníbal Fernández.

Ya ni siquiera será motivo de reproche que Cristina prefiera estar en Venecia en lugar de Villa Martelli, como confesó por cadena nacional durante la bienal de arte.

Sépanlo, señores candidatos: nada ni nadie puede reemplazarla. Cristina, como dijo Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas -una empresa camporista de las mejores que, "como todas, corre riesgo de continuidad", según su amigo Kicillof- es el Messi de la política. No se sientan Alemania si ganan en 2015, porque ella no va a competir.

Ahora, una pregunta a los amigos kirchneristas: ¿hacía falta transformarla ya en jefa de la oposición cuando le queda más de un año para entregar el mando?


---------------------------------------------------



Gracias @MATADORKEMPES, siempre presente.

0
0
0
0
0No comments yet