Canales populares

Cristina Kirchner violó la carta de la OEA



Violadores seriales de la carta de la OEA



“Cristina Kirchner & asociados”.







El juicio sumario en que se destituyó al presidente Lugo fue formalmente apegado a la ley, pese al breve plazo entre el inicio del juicio y su conclusión”. Pero la norma constitucional de Paraguay nada establece respecto, a los tiempos del mismo. Entonces el carácter sumarísimo que se dio al referido juicio se torna en un asunto de política interna de Paraguay y de sus leyes; ya que formalmente se ajustó a la norma legal, la cual nunca fue transgredida. Es un tema no judiciable ya que al no estar normado los tiempos son solo una cuestión política tal como indica su nombre “juicio político.”

Se ha tratado del ejercicio y funcionamiento de las instituciones soberanas de Paraguay. Y como tal resultan de pleno derecho las facultades que el artículo 225 de la Constitución de Paraguay confiere a la Cámara de Diputados para iniciar un juicio político y al Senado para actuar como tribunal. Que luego de una incuestionable mayoría de 76 votos de los 77 presentes sobre un total 80 diputados, dio inicio al juicio político. Destituyéndolo a posteriori el senado por 39 votos contra cuatro.

Resultado inapelable éste, que el propio Lugo consintió, refiriéndose a sí mismo según sus propias palabras como ex presidente. No obstante siempre hubo quedado expedito el camino a un recurso ante el Poder Judicial de Paraguay; derecho este que Lugo pudo ejercitar conforme a las leyes y fue rechazado por la Suprema corte de Justicia de Paraguay, confirmándose luego su destitución.

La presidente Kirchner, al intentar liderar una condena regional contra Paraguay, pretende falsamente que defiende la democracia. Pero en verdad solo defiende la persona de su amigo Lugo por su afinidad ideológica y política. Su actitud desconoce y ataca las instituciones de la democracia paraguaya pues el poder Legislativo y el poder judicial del Paraguay han ratificado la destitución; y junto con el Poder ejecutivo integran las tres Poderes que son Instituciones de la Democracia de Paraguay, victimas ahora de injerencia argentina.

Las imprudentes expresiones de la Presidente Fernández de Kirchner interviniendo en asuntos internos de Paraguay ponen de Manifiesto la ignorancia que ella tiene de las leyes y tratados que a ella compete conocer y cumplir (Carta de la OEA arts19;20 y35) frente a la comunidad internacional, en su carácter de Jefe de Estado.

Imprudentemente ella olvida que cuando habla en publico no lo hace a titulo personal. Lo hace en representación de la Republica Argentina a la que compromete con su palabra. Así ejercitó en este caso una violación, a la carta de la OEA en sus artículos 19 y 20 y 35 que transgredió en esta oportunidad.

En efecto La Republica Argentina, por el mal accionar de la presidente Fernández de Kirchner, por sus propias desafortunadas manifestaciones, resulta estar violando la carta de la OEA al interferir en asuntos internos de Paraguay. Al intentar liderar un grupo de presión en contra de la decisión soberana del parlamento Paraguayo. Efectivamente esta injerencia está expresamente prohibida por los artículos 19; 20 y 35 de la carta de la OEA

El artículo19 de la carta de la OEA prohíbe taxativamente “que un estado o grupo de Estados, intervenga, directa o indirectamente, sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro estado. También prohíbe cualquier otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos”.

Asimismo, el articulo 20 de la carta de la OEA Establece que: “ Ningún Estado podrá aplicar o estimular medidas coercitivas de carácter económico y político para forzar la voluntad soberana de otro Estado…”

Estas prohibiciones están ratificadas y refirmadas en la misma carta de la OEA en el Art. 35, que ordena taxativamente: “ los estados miembros deben abstenerse de ejercer políticas, acciones y medidas que afecten a otros estados miembros…”

Esta ingerencia orquestada por la presidente Fernández de Kirchner resulta inadmisible pues ha roto una conducta diplomática Argentina de larga data de no intervención en asuntos internos de otro país por cuanto tal actitud es contraria a las tradiciones y doctrinas argentinas.

Y es aun mas gravoso para la salud política de la región el contagio de esta la actitud corporativa que ha tomado al parlamento argentino alineándose este en la flagrante violación a la carta de la OEA que lidera nuestra presidente quien procura alinear tras de su opinión a los mandatarios de Mercosur y Unasur afines políticamente con su orientación progresista..

Los señalados arts. 19. 20, y 35 de la carta de la OEA reiteradamente transgredidos se reproducen, a continuación para que de su lectura se pueda advertir en los hechos la magnitud de la trasgresión a dichas normas y la carta de la OEA.



Carta de la organizacion de los estados americanos



Artículo 18

El respeto y la fiel observancia de los tratados constituyen normas para el desarrollo de las relaciones pacíficas entre los Estados. Los tratados y acuerdos internacionales deben ser públicos.


Artículo 19

Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también cualquier otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen.


Artículo 20

Ningún Estado podrá aplicar o estimular medidas coercitivas de carácter económico y político para forzar la voluntad soberana de otro Estado y obtener de éste ventajas de cualquier naturaleza.


Artículo 35

Los Estados miembros deben abstenerse de ejercer políticas, acciones o medidas que tengan serios efectos adversos sobre el desarrollo de otros Estados miembros.



0No hay comentarios