Cristina, los fondos buitres y los aplausos

"Prefiero que aplaudan adentro y no afuera"

Cristina, los fondos buitres y los aplausos

La presidenta destacó por cadena nacional el fallo del juez inglés David Richards, que contradijo a Thomas Griesa y negó que la Argentina esté en default. "Es increíble, nos hacen más justicia en Londres que en la Argentina", ironizó Cristina Fernández de Kirchner.



La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se refirió al fallo del juez inglés David Richards de la semana pasada, que contradijo al magistrado estadounidense Thomas Griesa y rechazó que Argentina estuviera en default, y dijo que prefiere que la "aplaudan adentro y no afuera". La decisión de Richards favorece al país en la disputa con los fondos buitre, lo que a la presidenta le permitió ironizar: "Es increíble, nos hacen más justicia en Londres que en la Argentina".

Durante la inauguración de la nueva sede de la intendencia de Berazategui, la presidenta remarcó en cadena nacional que hay que "convencer a los que aún no lo están" de que la Argentina pagó y no está en default. Cuestionó a quienes insistían en pagar el año pasado la totalidad de la deuda reclamada por los fondos buitre para destrabar el conflicto con el juez Griesa y dijo que "se equivocaron". Durante todo el litigio en los tribunales de Nueva York, el Estado nunca hizo otra propuesta que no fuera la misma que la obtenida por los acreedores que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010, para respetar la cláusula "pari passu".

La postura de la Argentina no fue bien recibida en la sede judicial de Estados Unidos, que llegó a considear al país en default, desconociendo su soberanía para declarar o no la cesación de pagos. El gobierno realizó los pagos tal como estaban establecidos en los calendarios y de acuerdo a las condiciones de los prospectos de deuda, y depositó el dinero en las cuentas de los bancos intermediarios, pero Griesa los terminó congelando. Ese dinero se mantiene en un limbo jurídico desde junio pasado, y los acreedores siguen sin cobrar, a pesar de que Argentina cumplió con sus obligaciones.

Con los pagos congelados, un grupo de bonistas europeos liderados por el multimillonario financista George Soros, demandaron al Bank of New York (BONY) ante la Corte inglesa, que acató la orden de Griesa y les impidió cobrar. El juez Richards falló a favor de los acreedores, determinó que Griesa no tiene jurisdicción sobre los bonos del canje en euros. "Tenemos más justicia en Londres que en Argentina", ironizó la presidenta. Y explicó que "un juez de Londres dice que la Argentina pagó, que la Argentina no está en default".

A pesar del fallo de Richards, Griesa sigue bloqueando el pago. El juez evitó entrometerse en asuntos que considera de jurisdicción de Nueva York y se excusó de ordenar al BONY el pago a esos bonistas por 225 millones de euros bloqueados. En su escrito, manifestó la expectativa de que Griesa revise su posición. La presidenta rescató la decisión del inglés, y dijo que "hubiese sido fácil hacer la plancha y firmar un papel" para conceder las condiciones que los buitres imponía. Pero insistió: "Prefiero que me aplaudan adentro y no afuera", porque "cuando aplaudieron afuera, sonaron los de adentro"





POSTS CENSURADOS POR TARINGA

AntiKs crean cientos de cuentas falsas para operar contra el gobierno

La testigo que plantó Clarín fue desmentida otra vez