Canales populares

Cristina recordó la dictadura argentina


Cristina Kirchner saludó la beatificación del cura Óscar Romero y recordó la dictadura argentina

La mandataria recordó que el 24 de marzo de 1980, cuando asesinaron a Romero, fue "un día doblemente triste para el pueblo argentino, ya que mientras un sicario destruía el corazón del obispo salvadoreño, se cumplía en la Argentina el cuarto aniversario del inicio de la dictadura cívica-militar"










El gobierno argentino celebró la beatificación este sábado del asesinado arzobispo salvadoreño monseñor Oscar Arnulfo Romero, en una carta de la presidenta argentina Cristina Kirchner enviada a su colega salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén.

"El 23 de mayo estaremos con nuestros pensamientos junto al pueblo salvadoreño honrando a 'San Romero de América'", dice la misiva difundida este sábado por Presidencia. Cristina destacó la decisión del Papa Francisco, su compatriota, quien "una vez más hace caminar a la Iglesia junto a los pobres y perseguidos".

Agrega que Romero "no sólo resucitó en el pueblo salvadoreño sino también en todo el pueblo latinoamericano que reconoce en él tanto el misterio divino como la fraternidad de las utopías de ayer y las realidades de hoy".

Monseñor Romero, símbolo de una iglesia identificada con los pobres, fue asesinado por un comando de extrema derecha mientras oficiaba misa.

LA DICTADURA ARGENTINA

La mandataria argentina recordó que el 24 de marzo de 1980, cuando asesinaron a Romero, fue "un día doblemente triste para el pueblo argentino, ya que mientras un sicario destruía el corazón del obispo salvadoreño, se cumplía" en Argentina "el cuarto aniversario del inicio de la dictadura cívica-militar".

"Fue duro reponerse de la muerte del obispo Romero a quienes ya habían sufrido el asesinato de nuestro obispo monseñor Enrique Angelelli en 1976. Ambos derramaron su sangre por su apego a las enseñanzas del Evangelio", manifestó la Presidenta.

Para la presidenta argentina, tanto Romero como Angelelli "supieron transmitir que la religión está vacía de sentido si no se llena de la lucha por un mundo más justo y solidario". "La memoria del obispo Romero nos indica el camino, y su vida y martirio nos comprometen a seguir trabajando con las enseñanzas que nos legó", dijo la mandataria argentina.

En su misiva a Sánchez Cerén, Cristina dijo además: "Sr. Presidente, es para nosotros un verdadero honor que durante mi presidencia hayamos creado en la Casa Rosada, sede del Gobierno, la Galería de los Patriotas Latinoamericanos del Bicentenario donde se exhiben retratos de todos aquellos que lucharon por la Patria Grande. Ahí, junto a, entre otros, San Martín, Bolívar, Emiliano Zapata, Salvador Allende, Eloy Alfaro, Tupac Katarí, se encuentra el retrato de Oscar Romero".

"Monseñor Oscar Arnulfo Romero no sólo resucitó en el pueblo salvadoreño sino también en todo el pueblo latinoamericano que reconoce en él tanto el misterio divino como la fraternidad de las utopías de ayer y las realidades de hoy", concluye la carta de Cristina
0
0
0
0No hay comentarios