Check the new version here

Popular channels

Cristina ve traición en cada moderado, sumando errores




Cristina acaba de atravesar su peor semana desde la paliza que el Gobierno recibió en la batalla por la 125. Contra el campo, eran los gorilas y oligarcas a quienes había que sacarles una tajada más grande de la renta extraordinaria de la soja.

Ahora, contra el sistema financiero, son los buitres y magnicidas quienes se confabularon con Barack Obama, el juez municipal y senil elegido por el kirchnerismo, los terroristas de Estado Islámico, ex bancos aliados y cuevas varias en un operativo de pinzas que intenta voltear su gobierno.

Cristina llevó sus delirios al extremo con el fin de victimizarse. Empieza a dar pena la tragicomedia del último año de su gobierno. No hay un solo indicador económico alentador. La única producción que aumenta es la de buitres.

El oligopolio de comunicación del Estado fabrica todos los días un nuevo buitre. Ayer fue Lorenzetti, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, quien tuvo la "osadía" de confirmar que hay inseguridad y que no hay una política seria de combate al narcotráfico. Como la realidad es un ataque al Gobierno, en pocas horas salieron los soldados de Cristina a vengarse.

No se observa al equipo económico en operaciones técnicas para quebrar el aumento de la inflación, la recesión y el desempleo. Todo lo contrario, parece que Axel y Cristina se potencian en sus personalidades soberbias y sus miradas conspirativas.

El ministro dijo que era el mejor de la historia en ese puesto y que los empresarios se hicieron los vivos mientras no estuvo él. El operativo que lideró desde la maquinaria del Estado para tirar por la ventana a Fábrega desnudó la simbiosis que tiene con Cristina.

Guillotinar a una persona prudente, experimentada y respetada y reemplazarla por un talibán obsecuente y prepotente como Vanoli es todo un símbolo que resume la etapa. Para ellos, moderación y diálogo equivalen a traición. Es la continuación de la caza de brujas por otros medios.

Cristina corre desbocada para destruir todos los pilares del modelo de Néstor Kirchner. Fábrega era uno de los últimos ladrillos que quedaban en pie. Tal vez eso es lo que le molesta de Eduardo Duhalde, a quien apoyó en su momento y de quien recibió el respaldo definitivo Néstor Kirchner.

Duhalde, lejos de todo, carente de poder y ambición, hastiado por las 17 veces que fue acusado de golpista, explicó el encono de Cristina de manera bastante reveladora: "Yo le dije a Néstor que ella no tenía capacidad para gobernar. El la maltrataba en público, la hacía callar. Me dijo que me quedara tranquilo, y así surgió el doble comando. Pero la política murió con Néstor y quedó claro el primitivismo y la falta de condiciones de ella".

Habría que agregar que Cristina, además de cerrarse sobre sí misma, es intransigente y no escucha a nadie. Pero cuando descubre a alguien que la seduce intelectualmente, se entrega: la primera vez lo hizo con Boudou. Y la segunda con Kicillof. Así nos fue y así nos va.
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New