Critican a Obama por jugar golf en plena crisis internaciona

Medios y políticos conservadores deploraron también su asistencia a eventos pro fondos para las elecciones de noviembre





Washington, EFE.

El presidente estadounidense, Barack Obama, fue duramente criticado por medios conservadores, que lo acusan de pasarse el sábado jugando golf y la semana recaudando fondos para los demócratas de cara a las elecciones legislativas de noviembre, mientras los conflictos en Gaza, Ucrania y Libia se agravan.

El canal conservador, Fox News, criticó a Obama por dedicar más tiempo al golf y a los eventos de recaudación que a frenar la cada vez más violenta resistencia prorrusa en el este de Ucrania.

En ese sentido, la ex secretaria de Estado y posible candidata presidencial en 2016, Hillary Clinton, lo defendió en una entrevista a la cadena CNN calificando las críticas de injustas. "Es una persona que siempre está trabajando y pensando en esas crisis", señaló Clinton.

El sábado, mientras Israel y Hamas intentaban consolidar un cese de las hostilidades humanitarias en Gaza, Obama estuvo jugando al golf en un club de campo cercano a Washington con dos periodistas deportivos desde las dos hasta la siete de la tarde.

El presidente está dejando en manos del secretario de Estado, John Kerry, la mediación para que Israel y Hamás acuerden un alto el fuego a largo plazo.

El mandatario, que dedicó la semana pasada a recaudar dinero de donantes dispuestos a pagar hasta US$32.000 por asistir al acto, fue criticado por republicanos como el senador John McCain o el presidente de la Cámara de Representante, John Boehner, por estar AWOL (termino militar que significa ausente del deber militar sin permiso).

Ese mismo día, mientras el presidente se preparaba para su jornada de golf, Estados Unidos decidió evacuar todo su personal de la embajada en Trípoli (Libia) por el caos en el país y la violencia entre milicias, la peor desde la muerte de Muamar Gadafi, en 2011.

En lo que va del año, Obama ha asistido a 40 eventos de recaudación de fondos y, desde su reelección, ha jugado al golf más de 80 veces.