Check the new version here

Popular channels

Cryptolocker: el ébola informático





En un mundo hiper conectado a escala global, los virus y cualquier fenómeno de transmisión tienen un poder radical y pueden generar peligros difíciles de controlar. Tal es el caso de Cryptolocker, el virus informático que ha puesto en jaque en las últimas semanas a los más expertos investigadores: este malware es indescifrable y a la vez posee un gran poder desestabilizador, ya que por su capacidad de encriptar el disco rígido de las computadoras podría bloquear y/o secuestrar toda la información de, por ejemplo, un banco, un ministerio o un ejército.



La primera noticia de Criptolocker se tuvo hace poco menos de un año, cuando apareció en la computadora de un ciudadano vasco; desde entonces su propagación ha sido continua, y los esfuerzos de los expertos detectives informáticos, vanos. Luego de apoderarse de un sistema, un pantallazo ofrece al usuario afectado la recuperación de la información perdida mediante el pago de un rescate de algunos miles de euros, a pagar en bitcoins. Los especialistas advierten que, aunque suene tentadora la posibilidad de recuperar lo que se creía irrecuperable, no hay que caer en la trampa: si los secuestradores realmente devolvieran la información, sería muy fácil hallarlos, por lo que no tiene sentido que lo hagan. La clave que utiliza este virus es un algoritmo complejo, de 30 caracteres de diversos alfabetos, probablemente realizada por un equipo de expertos. Y el riesgo es generalizado, ya que no se limita a empresas y bancos sino también a computadoras personales, a las que puede llegar mediante la simple descarga de una canción o una película. Para los especialistas este virus es tan poderoso que podría poner en riesgo el sistema financiero mundial, congelando de un momento para otro la economía de países enteros. Claro que todavía no se sabe cuál es el objetivo final de los hackers detrás de Criptolocker, ni si un caos financiero semejante realmente les resultaría beneficioso.



0
0
0
0
0No comments yet