Check the new version here

Popular channels

Cuando el sexo aburre



Cuando el sexo aburre


En su libro, habla de su primera vez con una cierta ambivalencia. La del potente deseo que siente la joven Sophie y la de la intensa decepción que sigue a un acontecimiento tan esperado. Ahora, años más tarde, ¿qué recuerdo guarda de aquel momento?

“El sexo puede ser una experiencia profundamente violenta para una chica, incluso a pesar del deseo que pueda sentir. Yo tenía 13 años y, sin duda, estaba preparada para flirtear pero no para ir más allá. No sabía que podía decir no, incluso en el último momento, que tenía derecho a asustarme y a dejarlo todo para otra ocasión. Y creo que es algo que ocurre a menudo, muchas jóvenes no saben decir no”, se lamenta Fontanel.




“Se trata, evidentemente, de una experiencia muy personal que depende mucho del carácter de cada uno. Unas chicas escogen a un chico de su edad, igual de tímido y torpe que ellas, y todo sale bien por una simple cuestión de suerte. Para otras, la cosa es un desastre pero no le dan mucha importancia. Y luego están las más sensibles, aquellas para quienes todo va demasiado rápido, que no se sienten bien y que, al final, guardarán un recuerdo determinante para el resto de sus vidas”.
Usted se rebela contra la idea defendida por un médico según la cual “una persona, cuanto más hace el amor, mejor se sentirá en los demás ámbitos de su vida”. ¿Qué representa para usted la sexualidad?

“A menudo nos presentan la sexualidad como un valor supremo de nuestra felicidad, y lo que es más, como un factor de longevidad validado por la ciencia. Existe una especie de exigencia alrededor de la sexualidad que hace de ella una experiencia extraordinaria, de manera que cualquier idea que contradiga esta “supuesta realidad” es tachada de inapropiada y extraña”, prosigue la escritora.

“En un contexto como este, el hecho de confesar mi aburrimiento así como un cierto desinterés por el placer es chocante. Mi libro ha dado que hablar precisamente por eso. Aún a pesar de no ser nada nuevo. En los años 60, Georges Brassens lo decía ya en sus canciones: «El noventa y cinco por ciento de las veces, la mujer se aburre jodiendo…». Me gustaría precisar que no estoy hablando de frigidez. Es simplemente que el placer y el aburrimiento pueden ser compatibles y venir juntos”.
¿Cree usted que son las mujeres las únicas que se aburren?


0
0
0
0
0No comments yet