Check the new version here

Popular channels

Cuando Griesa falló a favor de Lennon

El día que el juez de los fondos buitre falló a favor de Lennon

En 1975, en los tribunales de Nueva York, el polémico magistrado le dio la razón al músico contra un empresario inescrupuloso. Un brillante libro retrata el momento.


Histórico. Lennon, de pelo corto, le explica a un joven Griesa la diferencia entre un crudo y una mezcla. Bob Gruen sacó la foto a escondidas.

La Justicia obra de maneras misteriosas. En enero de 1975, un ignoto juez federal de 45 años recibía en su tribunal al músico más famoso del mundo: John Lennon. El ex Beatle, residente en Nueva York, había demandado a Morris Levy, un típico exponente de la industria discográfica, que editó un “disco” de Lennon sin su autorización.

La disputa que llegó al juzgado de Thomas Poole Griesa, el magistrado que llevó adelante el juicio por los fondos buitre en Nueva York, y que en noviembre falló en contra de la Argentina –la sentencia está en etapa de apelación–, comenzó cuando Lennon estaba mezclando su disco Rock ‘n’Roll. En medio del proceso, le entregó a Morris, fundador de Roulette Records, una grabación en crudo. Morris, definido por el sitio especializado Allmusic como “un famoso estafador que se apropiaba de la regalías de los artistas”, no perdió tiempo y editó a partir de eso un disco llamado Roots. Antes había llamado a Bob Gruen, el fotógrafo de John y Yoko, pidiéndole fotos para ilustrar el álbum. Gruen se negó, tal como lo cuenta en su fantástico libro John Lennon. Los años en Nueva York, recién editado en la Argentina (Planeta).



“La transcripción de la causa es una gran lectura –escribe Gruen–, porque allí John le explica a Griesa la diferencia entre una cinta en ‘crudo’ y una mezcla final… John contó con detalle cómo grabar canales, mezclarlos, lo que define a una mezcla en crudo y una mezcla final… explicó que lo que Morris había recibido era una mezcla ‘en crudo’ y que jamás le daría a nadie una grabación de ese tipo para que edite un álbum. El juez se expidió a favor de John”.

Gruen conoció al matrimonio porque vivían en el mismo barrio, Greenwich Village, y de a poco se ganó su confianza para fotografiar al ex Beatle por la ciudad (hizo la famosa toma con la remera de New York City), en escenarios, grabaciones junto a, por ejemplo, Mick Jagger, en su casa, con su hijo Sean recién nacido, o en eventos y fiestas. La serie resulta hipnótica: vean a la pareja cruzando una mirada amorosa durante un concierto, o miren allí a Bowie abrazando a John mientras Yoko pone cara de “me quiero ir”.



Gruen cuenta que el juicio con Levy fue estresante. Poco después, la pareja cayó en cama por un virus gastrointestinal. Lo superaron con un ayuno de 40 días y el regreso a la dieta macrobiótica.
En teoría, durante el juicio estaba prohibido sacar fotos. Pero Gruen lo hizo a escondidas. El juez se enteró pero, lejos de sancionarlo, le pidió una copia y la colgó en la pared de su estudio.
0No comments yet