Canales populares
  1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Cuatro años de desastre iraquí

Cuatro años de desastre iraquí


Tras varios años de ocupación, en el que murieron más de 3.200 estadounidenses y un millón de iraquíes, no parece haberse “estabilizado” la situación del país. Entre proyectos de diálogo interreligioso y visitas oficiales acompañadas de bombardeos, los intelectuales todavía se preguntan qué dejó la invasión.

Por Alberto Galeano

Irak es un desastre. Si no que lo desmienta el secretario general de la
ONU, Ban Ki-moon, quien se agachó aterrorizado cuando un proyectil
lanzado por la resistencia cayó muy cerca de donde hablaba en la
zona verde de Bagdad.

¿Qué dejaron cuatro años de invasión estadounidense, apoyada por un grupo de países aliados, que derrocaron al ex dictador Saddam Hussein tras invadir ese país el 20 de marzo de 2003?

Hay varias respuestas a esta pregunta, y una de ellas es un informe realizado por el científico australiano Gideon Polya, quien señala que la invasión puede haber causado ya un millón de muertos.

Si bien se considera exagerada esta cifra, ya que una universidad estadounidense estimó que murieron 650.000 iraquíes, Polya insistió en que su estudio fue realizado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Comisión de Población y Desarrollo de la ONU y revistas médicas.

Más allá de las polémicas, los datos de Irak constratan con la opinión de la Administración Bush y del propio secretario general de las Naciones Unidas, el surcoreano Ki-moon.

Cuando cayó el proyectil, el jueves último, en la zona más custodiada de Bagdad, Ki-moon acababa de decir que su presencia se debía a que el país está "estabilizado", por lo cual prometió una mayor presencia del organismo multilateral, restringida tras un atentado en el que murieron 23 personas, en agosto de 2003.

Una encuesta que cita la BBC de Londres, señala que el número de iraquíes que apoyan los ataques contra la coalición aumentó del
17 % en 2004, al 51 % en la actualidad.

El actual gobierno de Irak, un apéndice de Washington respaldado por la mayoría religiosa chiita en detrimento de la minoria sunnita de Saddam Hussein, no puede controlar la violencia interreligiosa y, lo que es peor aún, es que Al Qaeda está operando en varias zonas del país.

Además, se ha robustecido la influencia de Irán en la región, con su programa de enriquecimiento de uranio, con el que según Washington puede fabricar armas atómicas.

Antes del derrocamiento de Hussein, la red controlada por Osama Ben Laden no operaba en ese país que, según determinó una comisión estadounidense, no tuvo nada que ver con los atentados del 11 de septiembre de 2001, que causaron 3000 muertos en Estados Unidos.

Irak vive hoy su hora más dramática. Según el vicepresidente iraquí, el sunnita Tarik al Hachemí, la vía para lograr la paz es sentar en una misma mesa a los distintos grupos insurgentes, a excepción de Al Qaeda.

Esta es una de las posibilidades para sofocar la violencia. La otra alternativa es la que plantea la oposición demócrata que es el retiro de las tropas estaunidenses, lo que parece improbable ya que Bush y sus halcones siguen siendo optimista sobre su eventual triunfo en Irak.

Pero la oposición que se prepara para ganar la presidencia en 2008, con varios candidatos que incluyen a la senadora Hillary Clinton y Barak Osama, fracasó hasta el momento en su intento de establecer una agenda para la retirada de Irak.

Para la influyente revista británica The Economist, la invasión ha sido para George Bush un ïnemesisï (justo castigo) tan bien como lo fue para Saddan Hussein".

La rápida victoria conseguida luego de tres semanas sobre las tropas iraquíes dio paso a una creciente guerrilla y, posteriormente, a una no declarada guerra civil.

La deblacle iraquí provocó el fin de la carrera política del ex ministro de Defensa, Donald Rumsfeld, ensombreció la carrera de
Tony Blair y envenenó la presidencia de Bush, dañando al gobernante Partido Republicano, que perdió en noviembre pasado el Congreso a manos de los democrátas.

Cuatro años de guerra, en la que murieron también más de 3.200
estadounidenses, no parece haber hecho recapacitar a Bush que
invadió ese país con el argumento de que Hussein poseía armas de
destrucción masiva, lo que nunca pudo ser comprobado.

Noticias, de ayer!, EXTRA, EXTRA!!!...

Fuente: http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=56564&id=138838&dis=1&sec=1
0No hay comentarios