¿Culpable por ser pobre? La otra versión de la historia

La mamá de David Benítez, el joven acusado de haber abusado de la chica de 12 años, explica cómo viven y defiende a su hijo.



David Benítez está acusado por abusar sexualmente de Magaly Hermida, la chica de 12 años que se fue de su casa de San Isidro y estuvo 17 horas desaparecida. El joven de 24 años tuvo una vida dura, pero a pesar del hambre y la pobreza se las rebuscó para trabajar desde chico.

Hasta ahora Benitez no tenía antecedentes por causas penales, pero cuando explicó ante la justicia que había tenido relaciones sexuales con una chica (que según cuenta él) le había dicho que tenía 17 años, quedó detenido.

La mamá biológica de Benitez, María Ángela Aguirre, y su amiga, considerada la mamá "postiza", Zulma Ladwing cuentan cómo es el joven y qué pasó el día que se encontró con Magaly y cambió su vida.

David vive con su mamá "postiza", Zulma, en una casa de Virreyes y no en una casilla de La Cava.

Zulma le contó al diario Clarín que tuvo un mal presentimiento el día que David conoció a Magaly, "¿Por qué mejor no te quedás?", le había dicho, pero David tenía planes: "No puedo, tengo que ir a jugar sí o sí, los pibes me llamaron". David fue a La Cava donde vive su mamá biológica y donde durmió con Hermida.

El joven que hoy tiene 24 años nació en Paraguay y a la edad de un año su mamá y su papá lo trajeron a la Argentina. Su papá fue asesinado al recibir un balazo en la villa La Cava y como su madre no tenía trabajo (y pocas posibilidades de conseguirlo debido a que es analfabeta) pasó días sin comer, solo tomaba agua. Benitez salió a juntar cartón y trabajos de albañilería para mantener a su familia.

Angustiada, María Ángela cuenta otro duro episodio "fruto" de la pobreza: "Un día le pedimos que fuera al quiosco a comprar pañales para una de sus primitas y no volvió. Nos llamó a las dos horas desde la comisaría donde estaba detenido porque un policía lo llevó por portación de cara. El es un pan de Dios, lo juro. Si viviéramos del otro lado del paredón todo esto no nos pasaría" (la Cava está separada de la "ciudad" con un paredón).

La familia de Benitez contó que recibió a Magaly, la invitaron a cenar y como la nena no quería volver a la casa se quedó a dormir y al otro día cuando estaba por tomarse un colectivo para ir pasear a Tecnópolis la policía los detuvo.

"La chica siempre nos dijo que tenía 17, además vestía unas botas con plataforma que la hacían más alta de lo que es -mide 1.70- Si viene una chica que te gusta a tu casa, y se da para tener relaciones, ¿le vas a decir que no? Sos un maricón", cuenta Ángela.

"No estuvo retenida ni mucho menos. Es más, al otro día hablamos y le dije que era muy bonita, que volviera cuando quiera. Frente a nuestra casa hay una comisaría, podría haber pedido ayuda ahí en todo caso", agregó.

En este sentido una prima de Benitez que tiene 12 años explicó: "Al otro día yo estaba en La Cava y habíamos arreglado para ir a Tecnópolis. Nos planchamos el pelo juntas y nos hicimos chistes. Mientras caminamos hasta el colectivo, ellos (por David y Magaly) iban abrazados y se besaban. Después vino la policía y se lo llevaron detenido. Mi primo nunca intentó escapar ni se resistió".