Cura de Paraná deja los hábitos por una mujer



SE ENAMORÓ...
Un cura de Paraná deja los hábitos por una mujer y se muda a Santa Fe
Se lo comunicó a sus fieles en la misa del domingo pasado y asegura que quiso ser honesto. Tiene 38 años y es oriundo de Villaguay (Entre Ríos) . Deja todos los hábitos y se empleará en un drugstore.


El Litoral

Un sacerdote de la ciudad de Paraná le anunció a los fieles en la misa del domingo pasado que deja los hábitos porque se “enamoró” de una mujer y quiso decir “la verdad”, publicó hoy El Diario de la vecina ciudad entrerriana. Se llama Gustavo Mendoza, tiene 38 años y hasta el domingo era el cura de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, de La Floresta, en Paraná, Entre Ríos.

“Me enamoré”, confesó Mendoza al periódico entrerriano durante una entrevista en la que fue tan honesto como cuando se lo comunicó a su superior y a los fieles. Pese a que su vocación sacerdotal sigue siendo fuerte, se tornó insostenible ante la imposibilidad de mantener el celibato, contó. Por ello quiso evitar engaños y escándalos y dijo “la verdad”.



Ahora Mendoza se y va a trabajar en un drugstore que sería de un familiar y realizará una vida de laico. “Su casa paterna es en Villaguay, donde nació el 4 de agosto de 1976 (es cura desde abril de 2002). Pero no vuelve a Villaguay: se muda a Santa Fe, donde vive una hermana, y donde ya tiene ofrecimiento de empleo. Va a trabajar en un drugstore, y a continuar la historia con esa chica que conoció siendo cura y con quien ahora va a hacer vida de pareja habiendo dejado el sacerdocio”, publicó hoy El Diario.

Según describe el periódico entrerriano, Mendoza era un cura que realizaba una importante acción social en zonas humildes de Paraná. “En los bordes de la ciudad por donde el cura se movía, los barrios San Martín, Mosconi Viejo, Antártida Argentina, Kilómetro 3, Mosconi Nuevo, Mosconi III, Alloati, Humito y La Floresta, hay asombro, pero hay también mucho agradecimiento. Se lo dicen del modo como ahora la gente se comunica, a través de la red social Facebook. “Gracias por todo Gustavo, Dios te bendiga y la Madrecita te proteja con su manto en este nuevo camino”, le escribió alguien en el muro de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe”, detalló en su crónica el periodista Ricardo Leguizamón.

“No me voy resentido ni enojado. Amo la iglesia. Pero el cura tiene que ser célibe, y yo no puedo seguir en la Iglesia”, sentenció Mendoza. “Yo tomé la decisión de irme; otros a lo mejor toman otro camino, llevan una doble vida, yo no los juzgo. Respeto al que sigue y la lucha desde adentro”, revela.

¿Vas a tramitar la dispensa en el Vaticano?- consultó El Diario

Por ahora, no. Me lo tomo a todo con soda. Quiero ir paso a paso. Sin apuros.

fin del post.