1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

De Niro cumple 75 años: sus mejores películas








Robert de Niro cumple 75 años: 90 películas en fotos





El oscarizado actor estadounidense cuenta en su filmografía con un buena selección de interpretaciones memorables


Robert De Niro, uno de los actores más admirados y queridos de Hollywood, cumple este viernes 75 años. Nacido en el seno de una familia de artistas, el célebre intérprete de ascendencia italiana era de joven un niño muy tímido e introvertido que vio en el teatro una válvula de escape para dar rienda suelta a su imaginación.

Se formó en el Actor’s Studio con Stella Adler y Lee Strasberg, donde demostró su gran talento para la actuación. Sus primeras intervenciones en el cine vinieron de la mano de un también debutante Brian de Palma, con el que grabó Saludos (1968), The Wedding Party (1969) y ¡Hola mamá! (1970).

Ha sido actor fetiche tanto de De Palma como de Martin Scorsese, con los que ha mantenido una excelente amistad. Ganador de dos premios Oscar, De Niro ha intervenido en cerca de un centenar de filmes a lo largo de más de cincuenta años de trayectoria profesional y ha dirigido con buenas críticas las películas Una historia del bronx (1993) y El buen pastor (2006), además de convertirse en productor y en empresario de éxito en el mundo de la hostelería.



Pese a que sus últimos trabajos no han estado siempre a la altura de su increíble talento, está claro que De Niro es un actor camaleónico capaz de hacer creíble cualquier papel en cualquier género, desde el drama hasta la comedia, pero sobre todo borda los personajes de mafioso.

Pronto le veremos en la comedia familiar War with grandpa, al lado de Christopher Walken, y en el esperadísimo nuevo filme de Scorsese, The Irishman, dando vida a Frank Sheeran, un tipo al que se le atribuyen más de 25 asesinatos relacionados con la mafia en una historia que cuenta con un reparto de lujo: Al Pacino, Joe Pesci y Harvey Keitel, entre otros.

Además, el actor participará en la cinta sobre el Joker que interpretará Joaquin Phoenix en el rol del presentador de un exitoso programa televisivo que ejerce un papel fundamental en la conversión del protagonista en una figura criminal.

Con motivo de su aniversario, recordamos algunas de las actuaciones más inolvidables que nos ha regalado en la gran pantalla.




Mean Streets (1973)



La primera de sus nueve colaboraciones (hasta la fecha) con Martin Scorsese está ambientada, como no podía ser de otra manera, en el universo de la mafia de Nueva York. De Niro era Johnny Boy, el imprudente amigo de Harvey Keitel, un joven italoamericano y devoto católico que trataba de protegerle y a la vez ascender en el crimen organizado. Una historia que era puro nervio y que venía arropada por una potente banda sonora.





El padrino II (1974)



Ganó su primer Oscar en la categoría de mejor actor de reparto por meterse en la piel de Don Vito Corleone en la segunda parte de la trilogía de El padrino, de Francis Ford Coppola. Esta película fue clave en su trayectoria.





Taxi driver (1976)



Quizás el personaje más carismático de los que ha protagonizado sea Travis Bickle, un excombatiente de la Guerra de Vietnam que, debido a su insomnio, se mete a trabajar de taxista en Nueva York para ‘limpiar sus calles’. Su increíble trabajo en la película de culto dirigida por Scorsese le valió una nominación al Oscar como mejor actor. De Niro llegó a comparar a Donald Trump, a quien aborrece, con Bickle.





El cazador (1978)



Michael Cimino le dirigió en este portentoso drama ganador de cinco premios Oscar donde trabajó junto a Christopher Walken, John Savage y una jovencísima Meryl Streep. Se trata de una historia de amistad con escenas que quedan grabadas en la retina, como la de la ruleta rusa, donde el actor daba vida a Michael, un trabajador de una fundición en la América profunda que se ve arrastrado a los horrores de la guerra.





Toro salvaje (1980)



En su nueva colaboración con Scorsese, De Niro engordó cerca de treinta kilos gracias a una dieta basada en cerveza, pizza y pasteles para transformarse en el boxeador Jake La Motta. Además, realizó un duro entrenamiento físico por el que llegó a participar en tres campeonatos de boxeo en Brooklyn. Su metamorfosis le brindó en bandeja los elogios de la crítica y un Oscar como mejor actor.





Once Upon a Time in America (1984)



Con Sergio Leone, el rey de los spaghetti western, rodó esta historia que abarca varias décadas acerca de dos jóvenes pertenecientes a una comunidad judía de Nueva York ( De Niro y James Woods), que logran salirse de ella para hacerse un lugar cada vez más importante en el mundo del crimen organizado.





La misión (1986)



A las órdenes de Roland Joffé interpretó a Rodrigo Mendoza, un extraficante de esclavos y asesino que buscando el perdón se hace jesuita y encuentra la redención entre sus antiguas víctimas.





Los intocables de Eliot Ness (1987)



Bajo la dirección de Brian de Palma compuso un irreconocible y violento Al Capone, amo absoluto del crimen organizado de Chicago en los años 30. Para dar credibilidad al personaje, engordó 15 kilos y se rasuró parte de la cabeza para que su look se pareciese al del sanguinario gángster.





Despertares (1990)



Penny Marshall dirigió este inteligente melodrama ambientado en la década de los 60 y basado en hechos reales en el que el actor era Leonard Lowe, un hombre que padece encefalitis letárgica y que mejora poco a poco gracias a un medicamento nuevo desarrollado por el doctor Malcolm Sayer (Robin Williams). Tanto De Niro como Williams estaban magníficos y desprendían una inmensa ternura en la pantalla. Por su trabajo obtuvo una quinta nominación al Oscar.





El cabo del miedo (1991)



En este remake del filme homónimo de 1962, De Niro encarnaba a Max Cady, un expreso que hacía sufrir de lo lindo al abogado que interpretaba Nick Nolte. Los tatuajes que mostraba en pantalla el actor fueron hechos con tinta vegetal.





Heat (1995)



En esta taquillera historia dirigida por Michael Mann interpretó a un criminal que planea su último gran golpe antes del retiro y se enfrenta al detective experto en robos y homicidios interpretado por Al Pacino.





Casino (1995)



Otra vez bajo la astuta batuta de Scorsese dio vida a otro personaje memorable, Sam “Ace” Rothstein, inspirado en Frank Rosenthal, un jugador profesional y antiguo ejecutivo de casinos en Las Vegas.





Una terapia peligrosa (1999)



A las órdenes de Harold Ramis se convirtió en un importante mafioso de Nueva York que sufre una aguda crisis de ansiedad y contrata los servicios de un psiquiatra con el rostro de Billy Crystal que deberá estar disponible las 24 horas del día por si surge cualquier emergencia.

De Niro estaba magnífico como Paul Vitti e impartía una clase magistral como actor de comedia en varias escenas hilarantes, como cuando dispara a un cojín o le dice al personaje de Crystal que es muy bueno. Su excelente actuación le reportó una nominación al Globo de Oro como mejor actor de comedia, aunque el galardón fue a parar a manos de Jim Carrey por Man on the Moon.






Meet the Parents (2000)



De Niro brillaba en esta simpática comedia familiar como un estricto padre y exempleado de la CIA que se encarga de hacer la vida imposible al novio de su querida hija, un enfermero algo patoso encarnado por Ben Stiller. Su personaje de Greg Focker le volvió a colocar en la lista de los cinco nominados al Globo de Oro en la categoría de mejor actor de comedia, un premio que acabó recibiendo George Clooney por O Brother!








+57
50
0
50Comentarios