Check the new version here

Popular channels

De no creer...

Bebita "yanqui" tenía barba de un pelo y de metal



Una pequeña de 7 meses tuvo que ser rápidamente hospitalizada, luego de que de su cuello comenzará a salir un extraño objeto del tamaño de una moneda. Los doctores del nosocomio de Kansas donde la nena fue atendida, no le encontraron una explicación coherente a lo sucedido.
Nadie sabía qué era lo que molestaba a Mya Whittington, de 7 meses. Cuando por fin fue hospitalizada y de su cuello acabó saliendo un elemento extraño de casi 5 centímetros. Médicos y padres se quedaron perplejos.

Tal como informa el sitio ABC NEWS, el misterioso dolor de la pequeña Mya comenzó un día que su padre estaba en el trabajo. “Mi mujer me dijo que la parte izquierda de su cuello se estaba hinchando, y me llamaba para preguntarme si la llevábamos a urgencias”, explica el padre de la niña, Aaron Whittington.

El matrimonio decidió esperar pensando que se trataba solo de una simple inflamación, pero cambiaron de parecer a la mañana siguiente. “Al día siguiente, cuando nos levantamos, estaba el doble de inflamado y una especie de espinilla comenzaba a aparecer”, relataba el marido “eso no era una simple inflamación”.

Mya fue llevada a un hospital, en Hutchinson, Kansas, EEUU. Los médicos pensaron que tenía una infección por estafilococos de sus nódulos linfáticos, pero cuando intentaron drenar el bulto no salió nada. Horas más tarde, Aaron Whittington y su mujer Emma informaron de que había asomado algo.

La pediatra sacó un trozo de metal de casi cinco centímetros del cuello de la pequeña. En cuanto a cómo llegó ahí el trozo, la doctora no estaba segura. Su conjetura era que la pequeña lo habría tragado sin querer y el metal se quedaría alojado en la garganta. “Entonces el cuerpo, por loco que suene, percibió el cuerpo extraño, y lo fue expulsando por el cuello”.

Los padres reconocieron haber visto a la niña llorar y tocarse la zona debajo de la oreja semanas anteriores, pero habían estado convencidos que era una simple infección del oído o la boca. La pequeña Mya ya se encuentra casi recuperada y sus progenitores, todavía sorprendidos, están muy agradecidos.
0
14
0
0
14Comments