Popular channels

Deja auto frente a garaje y se lo hicieron de goma

Cansado de que reverendos ... siempre le estacionaran en la puerta de su garaje, un vecino molesto ante tanta injusticia y falta de respeto tomó un pico y le rompió los vidrios y la carrocería a un auto.

Fue ayer en Güemes 2924, en Palermo. Según testigos, un hombre de cabello entrecano, alto, de ojos claros, que vive en esa cuadra siempre llama a la grúa para que retiren los autos que le dejan estacionados en el ingreso a su garaje. Pero como ayer llovía y el servicio de acarreo no fue, hizo justicia por mano propia: tomó un pico y destrozó al Honda City blanco que estaba estacionado. Le rompió los vidrios derechos y los faroles, y además le agujereó el techo, el baúl y el capó, se lo meó y además le dejó un garco que tenía preparado para la ocasión.

Fuentes de la Policía Federal confirmaron el hecho y dijeron que el hombre que rompió el auto fue identificado -sus nombre no trascendió- pero no quedó detenido. Tampoco se sabía quién era el dueño del auto atacado. El vehículo fue trasladado a la comisaría 19, que queda en Charcas al 1800, donde se inició una causa por “averiguación de daños”.

Un vecino contó esta mañana que el hombre que rompió el auto "es una persona mayor, no es un vecino fácil, si le hacen algo injusto, tipo que lo quieren robar o lo insultan el tipo reacciona con malos modales, eso no puede ser, hay que ser mas respetuoso". Y dijo que muchas veces ocurre que estacionan con autos en su bajada. "A veces (el hombre) sale con un fierro y amenazó a algunos pero que yo sepa nunca reaccionó así". Y de alguna forma el vecino trató de comprender la situación: "lo que pasa es que a veces a uno le agarra la desesperación porque tiene que ir a algún lado y no puede porque le pusieron el auto en la puerta, una vez yo tuve una emergencia por un ataque cardíaco y me tuve que ir en taxi, casi me muero. Si tan solo hubiese tenido un pico!".

En los últimos años hubo muchos casos de problemas callejeros que terminaron en situaciones muy violentas e incluso trágicas. El 15 de enero dos encargados de edificios fueron baleados por el dueño de un Peugeot 307 en Junín y Peña, luego de una discusión de tránsito. En tanto, el 13 de abril fue asesinado de un balazo en la cabeza Alejandro Dall’Ollio, de 55 años, por parte de otro automovilista que le disparó luego de que se pelearan por una maniobra con los vehículos. Ese caso fue en la General Paz, a la altura de San Martín, y el atacante se escapó.

También se recuerda el caso de la jueza Rosa Parrilli, destituida por haber insultado a dos empleadas públicas cuando fue a retirar el auto que le había llevado la grúa. Y el 9 de abril del año pasado, un hombre murió en Mataderos en una pelea con un vecino, con quien discutió por la ubicación de un contenedor de basura.

Si el vecino hubiese conocido el uso del malacate hubiese podido remover el auto con facilidad, dejarlo en medio de la calle para que el quilombo obligase a las autoridades a intervenir y de ese modo hacer que le retengan el auto (o que camiones y colectivos se lo hagan de goma).

0
0
0
0No comments yet