Popular channels

Dejando atrás un bebé y bombas, una pareja siembra el pánico





Por Tim Reid y Dan Whitcomb/SAN BERNARDINO, EEUU (Reuters) - La mañana del miércoles, Syed Rizwan Farook, de 28 años, y Tashfeen Malik, de 27, dejaron a su bebé de seis meses con la madre de Farook, asegurando que iban a una cita médica.
Al mediodía, según la policía, la pareja se había puesto ropa de asalto, armado con fusiles y se preparaba para irrumpir en una fiesta de un grupo de empleados del Condado de San Bernardino, en California, donde mataron a 14 personas e hirieron a otras 17.
Antes de la puesta del sol, después de un tiroteo con la policía, ambos estaban muertos, dejando a la afligida comunidad californiana con pocas pistas para desentrañar el motivo de la matanza.




Syed Farook, nacido en Estados Unidos, trabajaba como especialista en salud ambiental para el condado de San Bernardino, inspeccionando restaurantes que pudieran violar las normas sanitarias, según autoridades y un sitio web que supervisa a los empleados públicos.
El miércoles, Farook asistió a una fiesta anual para los empleados de su departamento, pero luego se fue, volviendo más tarde con armamento y acompañado de Malik.
El jefe de la policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, dijo que el tiroteo claramente había sido planificado y que los sospechosos dejaron varios artefactos explosivos, que parecían ser bombas de fabricación casera, en la escena de la masacre.
Sue Ann Chapman, una trabajadora de un local de comida rápida que fue inspeccionado por Syed Farook a principios de este año por su trabajo en el condado, dijo que no detectó actitudes sospechosas en el presunto asesino.
"Era muy callado", dijo Chapman. "Chequeó la comida y dijo que estaba aquí porque alguien se quejó (...) Se veía completamente normal", agregó.



Burguan dijo que no sabía si Farook y Malik estaban casados, pero funcionarios del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), que ha estado en contacto con la familia, aseguró que eran marido y mujer.
La pareja se casó hace dos años y tiene una niña de seis meses, dijo a Reuters Hussam Ayloush, directora ejecutiva de la sección de Los Ángeles del CAIR.
La familia de Farook es originaria del sur de Asia, mientras que la de Malik se cree que es de Pakistán y que vivió en Arabia Saudita antes de trasladarse a Estados Unidos, dijo Ayloush. Farook tenía un hermano mayor, añadió el funcionario.
En una rueda de prensa del Consejo Islámico Estadounidense del área de Los Angeles, Farhan Khan, cuñado de Farook, dijo que estaba desconcertado por la noticia.
"¿Por qué lo haría? ¿Por qué haría algo así? No tengo idea. Yo mismo estoy desconcertado", dijo Khan en Anaheim al sur de Los Angeles.



El tiroteo es el incidente de violencia armada con más víctimas fatales en Estados Unidos desde la masacre de la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, en Connecticut, en diciembre del 2012, en la que murieron 27 personas, incluido el atacante.
El incidente además avivó las preocupaciones sobre la violencia con armas de fuego y la seguridad tras el ataque mortal en una clínica de Planned Parenthood en Colorado Springs la semana pasada y los atentados en París hace tres semanas por parte de milicianos del Estado Islámico.
(Reporte adicional de Yasmeen Abutaleb, Robin Respaut, Heather Somerville, Julia Love y Dan Levine en San Francisco y Alex Dobuzinskis en Los Ángeles. Escrito por Sharon Bernstein. Editado en español por Rodrigo Charme)







0
0
0
0No comments yet