Check the new version here

Popular channels

Dejó de hacer "caca" para ahorrar agua



¿No será mucho?: dejó de hacer caca para ahorrar agua


Se trata de Rob Rhinehart, creador de un alimento en polvo para economizar recursos. Ahora se propuso consumir menos de 4 litros de líquido por día y el inodoro fue parte de lo prescindible. La historia



Rob se dispuso evitar usar el agua que corre por el inodoro.


Rob Rhinehart es el creador de Soylent, una suerte de papilla que condensa los nutrientes que necesita una persona a diario y, al mismo tiempo, prioriza la economía de recursos.

En tren de continuar su política sustentable, se sumó al desafío de consumir sólo hasta cuatro litros de agua por día, desafío conocido como "4 Liter challenge".

Eso incluye el agua de los inodoros. ¿Qué hizo entonces el también ingeniero en software de Silicon Valley? Menguó la frecuencia de sus deposiciones (menos caca, bah) gracias a una versión “especial” de su alimento (con el que amasa fortunas, por cierto).

“Masacré mis bacterias intestinales consumiendo una versión especial de Soylent sin fibra y tomando 500 miligramos de Rifaximina, un antibiótico bactericida de muy baja absorción intestinal, lo que significa que se mantiene en tus tripas y mata las bacterias. El consultor de microbioma de Soylent me dijo que era una idea terrible, así que no lo recomiendo. Sin embargo, funcionó. A lo largo del desafío no necesité defecar”, escribió Rhinehart en su blog.

“Los inodoros utilizan una enorme cantidad de agua, por lo que necesitaba encontrar la manera de que fuesen innecesarios”, abundó.

Rhinehart también encontró la manera de no oler mal a pesar de prescindir de las duchas: “Me rociaba con una mezcla personalizada de AOBiome. El olor corporal está causado por la proliferación de bacterias en nuestra piel, tan únicas como nuestra huella dactilar. Las eutropha Nitrosomonas (un tipo de bacterias) que ahora pueblan mi piel metabolizan el amoníaco en nitrito y óxido nítrico inodoro”.



La cruzada de Rhinehart para ahorrar agua no termina en la comida y la higiene: también afectó a su ropa.

“Investigué un poco y di con Nomex, un material de aramida inventado por DuPont en los 60. Se produce sin necesidad de utilizar agua. Encontré un traje de vuelo de Nomex en Alibaba y le añadí un parche de Soylent”, abundó.

Y gracias a todas estas medidas, este joven maravilla logró reducir el uso de agua directa durante las 24 horas que duró el reto a únicamente dos litros. Espectacular, pero poco sostenible.

El propio Rhinehart reconoce que “no espera que nadie viva como él lo hizo durante el reto”. Sin embargo, y de momento, cerrar la ducha mientras se enjabona el cabello o el cuerpo, o tratar de acumular la mayor cantidad de prendas a la hora de lavar –en vez de poner el lavarropas a cada rato– podría ayudar.
0No comments yet
      GIF
      New