About Taringa!

Popular channels

Dekada ganada: Faltan insumos en hospitales







Desde hace diez días falta algodón y también resulta difícil para los profesionales conseguir elementos tan básicos como vías para suero, guantes descartables, camisolines. De los catorce quirófanos que tiene el hospital sólo cuatro funcionan por falta de mantenimiento de la aparatología o falta de personal. Los turnos para las operaciones programadas están retrasados entre cinco y seis meses. El resonador magnético suma tres meses sin funcionar. Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, último viernes.



La falta de elementos de higiene para los pacientes internados suma meses. No hay jabón y el papel higiénico es tan escaso que se raciona: un rollo por mes para cada interno. En un hospital que es referente provincial en salud mental los consultorios externos de ese servicio tienen cerradas las admisiones hace un año por falta de personal. Tampoco hay oftalmólogo ni endocrinólogo en el hospital general. Y es recurrente la dificultad para conseguir clínicos para las guardias. Hospital San Roque de Gonnet, último jueves: falta medicación de uso frecuente, como antibióticos TMS, quinolonas o metronidazol.

Cuesta conseguir jeringas y vías para sueros. Pero también escasea la ropa blanca para los pacientes internados, las almohadas y las frazadas. Estas son algunas de las situaciones denunciadas por profesionales que se desempeñan en hospitales públicos de la Región nucleados en la CICOP, quienes sostienen que los nosocomios atraviesan una situación crítica signada por una discontinuidad en el suministro de insumos básicos que ya consideran estructural; la insuficiente cantidad de personal (tanto profesionales como no profesionales) y el deterioro de la aparatología médica. Desde el ministerio de Salud, en tanto, se habla de problemas puntuales que determinan casos aislados de faltantes en materia de insumos.

Entre otras razones, se reconoce la existencia de una discontinuidad en la provisión de algunos elementos, a partir de trabas administrativas tales como la existencia de una “distorsión general de los precios que se están presentando a algunas licitaciones”. En ámbitos oficiales se afirma que hay oferentes que se presentan a las licitaciones con precios hasta un 150% superiores a los de la licitación anterior (un semestre antes).
Y que a partir de eso, hay licitaciones que quedan vacantes y los hospitales deben comprar con recursos propios y en menor cantidad. En ese contexto, se registran periodos en que se reconoce que se hace notoria la falta de stock. INSUMOS Para Laura Constanzo, psicóloga del hospital Alejandro Korn de Melchor Romero y referente de CICOP en ese hospital, “el problema es que se trabaja al día. Nunca se sabe cuándo se va a contar con los elementos, porque hay mucha discontinuidad en el suministro y esa discontinuidad es estructural”. Los profesionales de los distintos hospitales platenses hacen una larga lista de faltantes que incluye guantes, gasa, algodón, jeringas y vías para suero, dependiendo del hospital y del momento. Y subrayan que el principal problema que afrontan es la falta de una provisión continua.




Juan Carlos Porto, médico del hospital San Martín y dirigente de CICOP destaca que la falta de insumos es uno de los problemas graves. Otro: la falta de personal, tanto profesional como no profesional. “En todos los hospitales hay un déficit importante de personal de enfermería y de médicos de áreas críticas, como generalistas, pediatras, médicos de emergencia”, indica. Al mismo tiempo, los profesionales destacan que cuesta conseguir médicos para hacer relevos de guardia. La razón, dice Constanzo, es que un médico de guardia cobra por un reemplazo entre 2.250 y 2.500 pesos, respectivamente, si se trata de día de semana o de fin de semana: “pero no lo hace en tiempo y forma. Puede tardar hasta cinco meses en cobrar una guardia”, indica. Otro de los aspectos denunciados por los médicos de la CICOP, que el último jueves protagonizaron una marcha la ministerio de Salud, es el mantenimiento de la aparatología.

Según destaca Porto, “hay una falta total de mantenimiento preventivo del equipamento. Se trabaja con parches, yendo detrás de lo que se rompe. Una de las situaciones que ilustra esto es la falta de un resonador en la Región Sanitaria. Desde hace tres años, cuando se rompió el del Hospital San Martín, los hospitales públicos se quedaron sin resonancia magnética, un elemento clave para la medicina de alta complejidad”. Desde la Provincia se destaca que está en marcha un plan destinado a obras y equipamento hospitalario por un monto de 300 millones de pesos que se lleva adelante hasta el año 2015 (ver aparte) Según indicó a este diario el director de Hospitales, Claudio Ortiz, “la denuncia de los médicos se da en el marco de un conflicto gremial y desde el Ministerio no coincidimos con el diagnóstico: lo que existen hoy en los hospitales son algunas deficiencias puntuales”. Según Ortiz, “puede darse algún caso puntual de falta de insumos. Hay que tener en cuenta que hay casi 2.000 renglones de compras en el hospital.

Se dan situaciones particulares, como la de algún tamaño de jeringas que no se consiguen porque faltan en el mercado. O también licitaciones que quedan vacantes porque entre los oferentes hay una gran distorsión, hasta un 150% superiores a los de la última licitación, un semestre atrás. En esos casos, los hospitales los compran con recursos propios por menor cantidad y en esos momentos puede notarse la falta de stock”. Ortiz destacó que el presupuesto para insumos de los hospitales aumentó un 40% comparado con el año anterior.

Al referirse a la falta de profesionales denunciada por los médicos destacó que la planta de profesionales en los últimos años se incrementó en un 15%, (aunque reconocen la dificultad para encontrar profesionales en especialidades críticas, como pediatría o intensivistas) y que se duplicó la cantidad de enfermeros.







0No comments yet