Canales populares

Demandan a la NSA por su programa de espionaje

Avanza en la justicia de EEUU una demanda contra un programa de espionaje masivo de la NSA

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) impugnó hoy ante la justicia de ese país al programa de registro masivo de llamadas telefónicas de la NSA, al cual calificó como la "operación de vigilancia (espionaje) más radical jamás dirigida contra el pueblo estadounidense" por su propio gobierno.



Con la presentación, realizada esta mañana en el Segundo Tribunal de Circuito de Apelaciones en Nueva York, el programa de registro de metadatos telefónicos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) llegó por primera vez a una corte de segunda instancia.

La demanda impugna la constitucionalidad del sistema de recogida masiva de los registros telefónicos de los estadounidenses, revelado en junio de 2013 a partir de documentos que filtró el ex técnico de la inteligencia estadounidense Edward Snowden.

Según la denuncia, el proceso de espionaje, "justificado por la Sección 215 de la Ley Patriótica, viola el derecho a la privacidad garantizado por la Cuarta Enmienda, así como los derechos de la Primera Enmienda de la libertad de expresión y de asociación". Además, alega que el programa excede la autoridad que el Congreso le proporciona a través de la Ley Patriótica.

La Sección 215 de esa ley habilita a las agencias de espionaje a obtener órdenes del tribunal secreto FISA (Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera), como la que obtuvo la NSA para obligar a Verizon, la principal compañía telefónica de Estados Unidos, a registrar todas las llamadas telefónicas que se realizan en ese país con la justificación de que era "una herramienta crítica" en el combate al terrorismo.

"El programa de grabación de llamadas telefónicas -bajo el cual la NSA recoge un registro de las llamadas realizadas por millones de estadounidenses cada día- es tal vez la operación de vigilancia (espionaje) más radical jamás dirigida contra el público estadounidense por nuestro gobierno", consideró la ACLU en un comunicado.

El escrito presentado ante el tribunal de apelaciones había sido desestimado en diciembre pasado, por un juez federal que consideró que el programa secreto de espionaje era necesario para proteger la seguridad nacional de los Estados Unidos.

El programa de la NSA "plantea profundas preguntas sobre el rol del gobierno en una democracia"

Sin embargo, la iniciativa "plantea profundas preguntas sobre el rol del gobierno en una democracia y sobre el futuro de la privacidad en la era digital. Y amenaza nuestros derechos constitucionales de maneras inimaginables por los fundadores de nuestro país", consideró la ACLU.

El programa en cuestión recopila los metadatos de las llamadas telefónicas, aquella información contextual que permite conocer quién llama a quién, a qué hora, desde dónde, por cuánto tiempo y con qué frecuencia, entre otras cosas.

"Cada vez que un residente de los Estados Unidos hace una llamada telefónica, la NSA registra a quién llama, cuándo se hizo la llamada y el tiempo que la conversación duró. La NSA mantiene un registro de cuándo esta persona llamó al médico y a qué médico llamó; a cuáles familiares llamó y a cuáles no; a qué pastor llamó, y por cuánto tiempo le habló. (La agencia) Mantiene un seguimiento preciso sobre si llamó y con qué frecuencia a la clínica de aborto, el grupo de apoyo para alcohólicos, el psiquiatra, la exnovia, el abogado, la línea directa del suicidio, y la agencia de servicios infantiles", establece la demanda de la ACLU.

Esta institución, además, criticó "el secretismo que rodea al programa", lo que impidió que éste "nunca haya sido revisado por la Corte Suprema, ni siquiera por un tribunal federal de apelaciones. Hasta ahora".

"Durante más de una década, el gobierno ha frustrado todos los intentos de hacer públicas las revisiones judiciales de la legalidad de los programas de vigilancia que inauguró tras 9/11. Erigió barreras procesales e invocó la doctrina del secreto de Estado para tener esos desafíos alejados de los tribunales", consideró la ACLU.

"Pero hoy estamos un paso más cerca de tener un reglamento definitivo sobre la legalidad de al menos uno de esos programas. Somos optimistas de que la corte estará de acuerdo con nosotros en que la recogida masiva de información sensible de millones de estadounidenses inocentes es ilegal", agregó.
0No hay comentarios