"Democracia israelí es una broma de mal gusto"

"Democracia israelí es una broma de mal gusto"



La diputada palestina Hanin Zoabi señaló el lunes que la democracia no existe en los territorios ocupados palestinos y el hecho de que las autoridades israelíes alegan que su sociedad es la más democrática en el Oriente Medio parece más a una “broma de mal gusto”.

Tras tildar de “injusta” y “racista” la medida, la diputada dijo que no estaba sorprendida por su descalificación y puntualizó que el régimen israelí se identifica a sí mismo como un defensor de la democracia para “legalizar la opresión del pueblo palestino en su tierra natal".

Zoabi, descalificada por el régimen israelí como candidata al parlamento en las elecciones generales del próximo 17 de marzo, condenó esta decisión y la consideró un intento para arruinar los esfuerzos destinados a defender los derechos de los palestinos.

“Israel no quiere ver a los parlamentarios que luchan por los derechos del pueblo palestino”, precisó Zoabi, descalificada la semana pasada por el comité electoral central israelí debido a una moción presentada por el partido de ultraderecha Yisrael Beitenu, liderado por el canciller, Avigdor Lieberman.

Zoabi agregó que "soy un palestina y la lucha del pueblo palestino es la mía también. Esta lucha se basa en los valores universales, como la justicia, la libertad y la igualdad".

Tras tildar de “injusta” y “racista” la medida, la diputada dijo que no estaba sorprendida por su descalificación y puntualizó que el régimen israelí se identifica a sí mismo como un defensor de la democracia para “legalizar la opresión del pueblo palestino en su tierra natal".

Zoabi es famosa por sus críticas contra los crímenes de lesa humanidad israelíes contra el pueblo palestino y los planes del régimen para desarrollar sus asentamientos ilegales en los territorios ocupados, además de ser conocida como 'la mujer más odiada de Israel'.

En 2010, la diputada participó también en la Flotilla de la Libertad, asaltada por comandos israelíes cuando se dirigía a Gaza con cientos de activistas propalestinos para romper el bloqueo israelí al enclave costero.