Check the new version here

Popular channels

Denuncia que su padre la abusó durante más de 20 años

Horror en Misiones

Una mujer de 35 años se quebró y relató a la Justicia las constantes violaciones y maltratos a las que la sometía el padre. El hombre quedó detenido.



Lo que comenzó como una denuncia por violencia doméstica terminó desnudando el calvario que vivió una mujer, que ahora tiene 35 años y desde hace más de dos décadas es víctima de constantes violaciones por parte de su padre. El caso es investigado por el Juzgado de Instrucción 1 de Posadas, que ordenó la detención del acusado, un hombre de 57 años apodado "Chinoco", quien hoy debe prestar declaración ante la Justicia.

Mirta, la víctima, padece problemas psicológicos y desnutrición. Contó a los medios la dura vida que afrontó junto a su padre alcohólico y violento después de que su madre abandonara el hogar cuando ella tenía apenas dos años, cansada de los malos tratos de su pareja.

Según el relato de la mujer, los abusos comenzaron cuando tenía 12 años. Una noche, el hombre elevó el volumen de la música en el departamento de la Chacra 149, tomó del brazo a su hija y la llevó a una habitación, donde la sometió sexualmente por primera vez. "Me desnudó completamente y me hizo lo que un hombre le hace a una mujer", contó a los medios de Misiones. La mujer dijo que en esa ocasión, como en las posteriores, amenazó con matarla si contaba lo sucedido.

La situación de Mirta empeoró el mes pasado, cuando falleció su abuela materna. La violencia de su padre se incrementó aún más: ya no la dejaba comer y la sometía a constantes castigos corporales. La mujer contó que los pocos alimentos que ingería provenían de sus solidarios vecinos. El lunes a la noche, una vecina llamó al 911 al advertir que Mirta era sometida a una feroz paliza. El hombre fue detenido y al día siguiente, ante los psicólogos forenses, Mirta se quebró y contó los abusos sexuales que sufría desde hace 23 años, los golpes de puño y patadas que recibió de su propio padre y las amenazas de muerte constantes.

"Me violaba cuando quería nomás. Y me amenazaba para que no dijera nada. Cuando salía se ponía furioso. Decía que solo era para traer hombres, que eso le decían los vecinos. Era mentira, porque ni siquiera podía dejar la casa. Ni siquiera amistades podía tener. Acá mando yo, acordate que te puedo romper todos los huesos y tirar al río, me repetía siempre", relató la mujer a un diario local.
+1
0
0
0No comments yet