Denuncian censura en diario 'El Universal' de Venezuela

Denuncian censura en diario 'El Universal' de Venezuela




Tras ser adquirido hace un mes por nuevos dueños de identidad aún desconocida, el diario venezolano ‘El Universal’ comenzó a dar un viraje a su línea editorial sacando de sus páginas a 26 columnistas, según el conteo que lleva el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.

Nuevos dueños, nuevos planes, podría pensarse, pero el tema es delicado pues se percibe como un nuevo zarpazo contra la libertad de expresión en la diezmada ‘gran prensa’ nacional.

Muchos de los columnistas afectados son opinadores de reconocida influencia en la política venezolana, como el periodista Carlos Blanco –que llevaba 15 años escribiendo en el diario– y el economista Orlando Ochoa –con 17 años de labores–, que en general tienen puntos de vista muy críticos hacia el gobierno venezolano.

Entre todos quedó el mal sabor de la censura, pues la mayoría no recibió notificación previa sobre el fin de sus columnas sino que enviaron sus pautas semanales y simplemente no fueron publicados.

A la hora de pedir explicaciones a algunos, como Ochoa, se le dijo que la suspensión de su espacio era “temporal” y a otros simplemente se les notificó con un parco correo electrónico que se debe a la “reestructuración completa de la sección Opinión”.

Con los antecedentes de la venta de Globovisión y la Cadena Capriles, que con sus nuevos dueños han suavizado sus piezas y artículos hacia el gobierno ‘revolucionario’, ninguno duda de que se trata de un viraje que busca el mismo efecto. “Pensamos que disimularían más, pero no aguantaron ni unas pocas semanas”, trinó el psicólogo Capriles. “El diario, ahora chavista, ‘El Universal’ comenzó la censura”.

A la supresión de los columnistas se unió la periodista Marta Colomina, respetada voz del periodismo venezolano –vetada por su fuerte posición en canales como Televen y en la cadena Unionradio–, quien decidió retirarse de ‘El Universal’ en solidaridad con sus compañeros, como lo hizo saber en una carta publicada este domingo.

“Esta decisión que he tomado este lunes es en extremo dolorosa para quien desde hace 15 años ha ido perdiendo espacios de comunicación en defensa de la democracia, devorados por la censura y represión. Leo que a varios articulistas se les ha dicho que su retiro es temporal. Ojalá que así sea, porque ello significaría que la opinión libre habría dejado de ser un delito en Venezuela”.

A esta carta se le juntó la noticia de que la caricatura principal del diario que elabora la artista Rayma Suprani también fue censurada. Ella misma la hizo circular por Twitter y aseguró que ‘El Universal’ publicó un dibujo sacado del archivo.

Aunque la nueva directiva del diario no ha dado alguna explicación sobre la salida de los columnistas o sobre la caricatura, este lunes sí fue publicada la pieza correcta: un lector que observa perplejo un periódico con huecos, emulando los espacios de los columnistas suprimidos.

Las periodistas Nitu Pérez y Argelia Ríos también dejaron de mandar sus columnas. Esta última explicó a EL TIEMPO sus razones.

“Aunque me dijeron que no me van a sacar, que censuren a otros me molesta, aquí cabe la solidaridad. La censura es elocuente ¿me interesa trabajar en un medio donde se la aplica abiertamente? La verdad es que no. Los dueños tienen el derecho de decidir quiénes escriben, diseñar otra plantilla de opinadores, pero sabemos que están buscando firmas ‘serpenteantes’, que no pisen callos, que no molesten tanto”.

Por ahora, algunos columnistas, como Colomina, han sido acogidos por el diario ‘El Nacional’, mientras que el website ‘LaPatilla.com’, del antiguo director de ‘Globovisión’, Alberto Ravell, anunció que todos los columnistas que salgan de ‘El Universal’ tienen las puertas abiertas en su portal informativo.