About Taringa!

Popular channels

Denuncian el “vaciamiento” del Banco Nacional de Datos...

Denuncian el “vaciamiento” del Banco Nacional de Datos Genéticos

El futuro del equipo de profesionales que hizo el ADN de los 115 nietos restituidos Su personal dijo que el Gobierno quiere reemplazarlos por interventores y sigue con la mudanza a un ministerio



Luego de que el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) resolviera la identidad de Ignacio Hurban, el nieto de Estela de Carlotto, su personal, apoyado por legisladores nacionales y organizaciones de derechos humanos, denunció que el gobierno puso en marcha una operación para el “vaciamiento” de la institución.

La doctora Belén Rodríguez Cardozo, histórica directora del BNDG, junto a Norma Morandini, senadora de UNEN y Marcelo Ramal, legislador del Partido Obrero, entre otros, denunciaron que la maniobra pone peligro el prestigio e imparcialidad de la institución, en pos de beneficiar a “laboratorios privados”. Rodríguez Cardozo contó también con el respaldo de Carla Arles (una nieta restituida), Elsa Pavón (fundadora de las Abuelas de Plaza de Mayo) y Mirta Baravalle, también de esta última organización de derechos humanos.

En un aula del cuarto piso del Hospital Durand, la agrupación “Todos por el Banco” organizó una conferencia para ratificar su preocupación por el traslado del BNDG desde ese hospital porteño a una dependencia del ministerio de Ciencia y Tecnología del gobierno de Cristina Kirchner. También, los presentes manifestaron su preocupación por el futuro laboral de Cardozo y todo su equipo, quienes ganaron su cargos por concurso y ahora el Gobierno quiere reemplazarlos con interventores afines a sus ideas políticas.

Los presentes coincidieron en presentaron a Cardozo y su equipo como “los héroes del silencio”, debido al cero reconocimiento que le dio el Gobierno por su tarea de haber hecho el ADN de 115 nietos recuperados (Ver la cifra).

“El Banco desde que nació siempre fue un laboratorio de primer nivel y fuimos nosotros quienes conseguimos el equipamiento, no el ministerio de Ciencia y Tecnología”, recordó Cardozo, en relación al reconocimiento, en general, que se le dio a esa cartera en la restitución del nieto de Carlotto. Y en particular, al genetista Víctor Penchaszadeh, a quien la presidenta de las Abuelas le atribuyó el mérito del trabajo por recuperación de la identidad de su nieto.

“Siguen bastardeándonos, no hace falta dañar a todo un equipo para poder salirse con una propuesta absurda como es cambiarlo de jurisdicción y cerrarlo”, dijo Cardozo.

Bajo una bandera que pedía “Por la universalización del derecho a la identidad. No al desmantelamiento del Banco”, los argumentos se centraron en la inconstitucionalidad de la ley aprobada por la mayoría K del Congreso debido a que “restringe” el derecho y el acceso al organismo sólo a los casos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura militar y deja afuera los conflictos por paternidad. En este sentido, Graciela Palmo de la agrupación “¿Quiénes somos?” dijo que por esa ley, los particulares deberán recurrir a ahora a laboratorios privados para determinar su filiación.

El traslado del banco a un edificio en la avenida Córdoba, previsto para marzo de este año, se pospuso por un recurso de amparo presentado por los abogados Gabriela Figuerora y Diego Aysine. Pero luego se cayó el amparo.

Morandini denunció que detrás de la reglamentación de la ley estén los intereses del laboratorio Genda, dedicado a la genética. “Cuando una ley termina tan judicializada, es que algo se ha hecho mal desde la política”, afirmó. A su turno, el legislador Ramal denunció la “hipocresía política” del kirchnerismo al no señalar “la importancia de un banco de datos genéticos público, con acceso a todas las personas en condiciones universales y gratuitas, y que pueda asegurarle también a estas personas el derecho a la identidad”.
0No comments yet
      GIF