Check the new version here

Popular channels

Denunció que un taxista no quiso llevarlo por su perro guía

Maximiliano Marc, un rosarino ciego, afirmó que un chofer lo bajó a empujones cuando intentó tomar un viaje con Bandit, el animal que lo acompaña. Una ley habilita a los no videntes a permanecer en espacios privados con mascotas de asistencia


Maximiliano junto a Bandit (Facebook)

Maximiliano Marc, un hombre rosarino ciego, que trabaja incansablemente por la promoción de los derechos de las personas no videntes, denunció a través de Facebook que un taxista se negó a llevarlo porque estaba acompañado de Bandit, su perro guía. No sólo le negó el viaje sino que además, según señaló el afectado, lo empujó a fin de que abandone el coche.
“Y otra vez…Hoy por la tarde la misma historia que ya creía superada, un mal dormido ahora en un taxi. Lugar: Rosario, esquina de Dorrego y Santa Fe, 17.20 horas” escribió en su cuenta de la red social. C
Marcdestacó que califica de “mal dormido” al chofer ya que hace un año está vigente una ley que habilita a las personas no videntes a moverse acompañados por sus perros de asistencia sin ningún tipo de límite, es decir, ya sea en sitios públicos como privados.
El hombre contó que decidió tomar un taxi junto a una amiga. Según precisó, mientras subían al coche, el taxista le espetó: “Perros no”. “Mientras nos acomodamos con mi compañero orejudo, comenzamos a explicar que Bandit es un perro guía, que soy una persona ciega y que hay una ordenanza en la ciudad que lo permite. Todo esto reforzado por mi amiga que, desde abajo también ayudaba a darle las explicaciones correspondientes al conductor”, agregó.
Siempre, según su versión, el chofer empezó a gritarle que no le importaba, “que el perro era muy grande”, decía. Hasta acá, fue para Maximiliano una situación ya tristemente vivida pero no quedó ahí: “Este fulano se pasó de la raya, comenzó a bajarnos del auto a los empujones desde adentro mientras seguía gritando e insultando, la situación era horrible…, bajo y casi caigo al suelo de no ser que mi amiga me atajó”.
Luego, analizó la situación: “Siempre traté de preservar la identidad de estos fulanos porque no me interesa que nadie pierda el laburo, pero esto ya es hijaputes! A esta altura del partido que no me venga con que no sabe…el tema está por demás de difundido y trabajado desde la Muni y los talleres que se les da a los taxistas respecto al tema de discapacidad en esta ciudad”.
Marc radicó la denuncia correspondiente en el Ente de la Movilidad de Rosario. “Realmente espero que se tomen las medidas correspondientes y pida disculpas”, finalizó.


Suspenden al taxista que le negó un viaje a un hombre ciego

El taxista que el martes pasado echó a un hombre ciego del auto y se negó a llevarlo porque estaba acompañado de su perro guía fue suspendido por 45 días por la Municipalidad de Rosario. La sanción fue informada en el programa A Diario (Radio 2) por la víctima, Maximiliano Marc, quien sufrió un mal momento al tratar de tomar un viaje en Dorrego y Santa Fe.

“Denuncié el hecho en el Ente de la Movilidad municipal y me comunicaron que fueron citados el titular y el chofer que son padre e hijo”, señaló. “Se le dictó una suspensión por 45 días de la licencia y deberá asistir a un taller sobre buenos tratos a las personas con discapacidades”, precisó.

Marc contó que ese día subió al taxi en Dorrego y Santa Fe con Bandit, su perro guía. También iba acompañado por una amiga quien se quedó fuera del vehículo porque no iba a viajar. “El tachero se puso re agresivo, me decía que me bajara por el perro. Le dije: «Mirá, flaco, soy ciego y hay una ordenanza que lo permite»”, relató. “Me empezó a empujar, también al perro. Me puse tan nervioso que casi me caigo”, reveló.

El afectado admitió que hace algunos años fue blanco de este tipo de situaciones en el transporte público pero en los últimos tiempos, tras la sanción de una ley nacional y una ordenanza que habilita el acceso a cualquier espacio de estos animales, el panorama cambió. Incluso, consideró que la discusión con el conductor fue una verdadera excepción.

Sin embargo, no descartó que tanto ciegos como personas con discapacidades en general, se les hace cuesta arriba movilizarse. En ese sentido, apuntó a la dificultades que experimentan las personas que usan sillas de ruedas para desplazarse quienes, muchas veces, no son recibidas por los taxistas. “Si nos callamos, vulneramos nuestros derechos”, remarcó Maximiliano al tiempo que pidió a todos los que sean objeto de este tipo de discriminación , hacer la denuncia correspondiente.
0
0
0
0No comments yet