Canales populares

Derrumbe de la URSS y Socialismo del Siglo XX








Derrumbe de la URSS

y

Socialismo del Siglo XXI










El 30 de diciembre de 1922, Lenin creó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En la URSS se hizo realidad el primer Estado socialista de la historia. Tan trascendente hecho parecía corroborar la profecía de Marx del siglo XIX de que el capitalismo desaparecería, siendo sustituido por un sistema superior: el socialismo.


Para el marxismo es la existencia de la propiedad privada sobre los medios de producción lo que da origen a las clases sociales. Entonces, la superioridad del socialismo soviético se deducía de haber abolido la propiedad privada y creado una sociedad sin clases.


A Stalin no puede regateársele el título de “padre de crianza” del socialismo. Fue él quien causando entre 20 y 40 millones de víctimas construyó en los años 30 y 40 el socialismo en la URSS: en lo económico expandió la propiedad colectiva (estatal) y extirpó la propiedad privada. En lo político fundó el Estado totalitario: partido único fusionado con el aparato estatal, culto a la personalidad, sustitución de la ley por la voluntad del Dios-dictador; además creó los campos de concentración (gulag) utilizados para aniquilar a los opositores, llamados “parásitos”, “gusanos” y “traidores a la patria”.


Si bien el imperio soviético cayó derrotado en la Guerra Fría, libró una batalla por la supremacía del mundo contra EE UU por más de 40 años.


A causa del fracaso de la economía estatal, a la escasez de bienes de primera necesidad, al atraso tecnológico, y al autoritario del sistema político, el 25 de diciembre de 1991 murió la URSS. Su extinción produjo un cataclismo geopolítico: nacieron 15 repúblicas, surgieron 6 países de Yugoslavia, la Alemania socialista desapareció y se desarrolló en Europa central y otros países un fenómeno sociopolítico inconcebible: ¡la transición del socialismo al capitalismo!



En Occidente, los izquierdistas se convirtieron en zombis, sin casa matriz ni modelo a imitar y publicitar (el dictador Fidel Castro expresaría a Lula: “la desintegración de la URSS fue como si dejara de salir el sol”).


La caída de la URSS fue un shock para Cuba (redujo el PIB en 35% en 5 años) y significó el debilitamiento institucional del partido comunista (PCC). Todo esto dio pie al Período Especial, en el cual Fidel Castro desarrolló una mutación en el sistema para garantizar la permanencia del régimen: se dio entrada al capital extranjero y el poder político y económico se trasladó desde el PCC hacia el estamento militar que se constituyó en la clase dominante en Cuba.


En La Etapa Castrense del Castrismo, Luís G. Manrique describe la transformación del socialismo de tipo soviético en Cuba hacia una dictadura militar. La creciente participación de las Fuerzas Armadas (FAR) en los negocios aseguró su lealtad.


En realidad, el resultado de esa transformación es el verdadero “socialismo del siglo XXI”. Modelo que los Castro han exportado a Venezuela.



En nuestro país la clase dominante (militar-civil) que se ha apropiado del Estado, destruye la democracia y arruina la economía privada en su empeño por construir el “socialismo del siglo XXI” a semejanza del cubano.


Para vender el socialismo como una mercancía nueva, se lo llama “socialismo del siglo XXI” o “socialismo bolivariano”. Se difunde la falsa idea de que es un producto original elaborado por ideólogos venezolanos. Sin duda, el “socialismo del siglo XXI” es una oferta engañosa.


Pensemos solamente que ningún país en el mundo ha mostrado ningún interés en importar ese producto porque saben que siempre ha conducido a la miseria y a la esclavitud.

0No hay comentarios