Check the new version here

Popular channels

Desempleo y puestos públicos

El desempleo en 1964 era de 5%, o sea que era el desempleo natural producto de la rotación de los trabajadores en la economía. No teníamos entonces un problema de ocupación.

El problema fue creciendo y ya hacia fines de los 80, la gente sin trabajo llegaba alrededor del 10 % de la población económicamente activa. Ya era un problema importante, pues se había duplicado la tasa de desempleo.

Es notorio y bastante triste ver la tendencia del desempleo desde 1983 en adelante, desde el inicio de la democracia. Esta última es la forma de gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, pero hay cada vez más desempleados del pueblo. No se cumple el objetivo final de la democracia.



Hay picos de desempleo a mediados de la década del 90 y especialmente en 2002, donde la Argentina llegó a tener casi 25% de gente sin empleo, una cifra muy alta que nos hace sufrir a todos.

En los últimos diez años bajó bastante este problema, especialmente en los primeros años de la presente administración. Las cifras actuales lo ubican alrededor del 8-9%, pero hay controversias acerca de estas cifras del Indec.

Sin embargo, el desempleo es menor por el gran incremento del empleo público que pasó de 2.300.000 puestos en 2003 a 3.900.000 puestos en 2013, o sea, por el incremento de 1.600.000 empleados públicos que no eran necesarios, especialmente en la época de Internet, donde gran parte del trabajo administrativo se hace por la red. Esta es una forma cara de seguro de desempleo. Si no hubiera sido por el innecesario aumento del empleo público, el desempleo actual sería de 15%.

¿Cómo las provincias, sin recursos, pudieron aumentar tanto el número de empleados?
El número de empleados públicos ha crecido tanto en la Nación, como en las provincias o en los municipios, pero especialmente en las provincias. Éstas siempre se quejan de que la Nación se queda con casi todos los recursos y les da solo un residuo a dichas jurisdicciones. Sin embargo: ¿Cómo las provincias, sin recursos, pudieron aumentar tanto el número de empleados? La verdad es que están gastando mucho, muchísimo más que en la década del 90.

Lo que necesitamos es crear trabajo formal, trabajo que produzca un bien o un servicio necesario, demandado por los argentinos o para ser exportado, y en empresas donde el empleado reciba sus aportes jubilatorios y pueda acceder a los servicios de salud. No necesitamos más empleados públicos. Son parte del clientelismo, especialmente en los feudos donde se ha cambiado la Constitución para que el gobierno se reelija eternamente.

Es fácil darse cuenta que lo que se necesita es tener una estrategia productiva de ocupación formal, es muy evidente dónde está la solución. La Argentina, con los recursos que dispone, no debería tener desempleo y pobreza, y esto se cambia cambiando el modelo de gestión: más producción y menos clienteleismo. Podemos hacerlo..
0
0
0
0No comments yet