Check the new version here

Popular channels

Despidieron los restos peronistas de Cafiero

Ahora resulta que era bueno... bue... luego de ser velado en el Congreso de la Nación, el cuerpo del histórico dirigente peronista fue sepultado en el cementerio de San Isidro. Familiares, amigos y dirigentes políticos de todos los sectores le dieron el último adiós. Cristina decretó dos días de duelo nacional.


link: https://www.youtube.com/watch?v=AmxqGt2TFBU

Gran cantidad de dirigentes de todos los sectores políticos se congregaron en el Cementerio Central de San Isidro, donde fueron sepultados los restos del histórico dirigente peronista Antonio Cafiero, quien falleció ayer a los 92 años.

El diputado nacional por el Frente para la Victoria Carlos Kunkel; el titular del Instituto Nacional Juan Domingo Perón, Lorenzo Pepe; el embajador argentino en Chile, Ginés González García; el ex presidente Eduardo Duhalde; el presidente del Partido Socialista y diputado nacional Hermes Binner; los radicales Ricardo Alfonsín y Leopoldo Moreau, fueron algunos de los presentes.

Con el marco de un día radiante y el lugar colmado de familiares, amigos, compañeros y colegas de militancia, los restos del ex gobernador, ex senador, ex diputado y ex ministro de Juan Domingo Perón fueron despedidos con una mezcla de dolor y profundo reconocimiento con emotivas palabras pronunciadas por su amigo de largas décadas y también dirigente peronista Lorenzo Pepe.



“Todos nos sentimos un poco hermanos de Antonio”, resumió el histórico referente peronista, que hoy conduce el Instituto Juan Domingo Perón, frente al féretro, rodeado en primer lugar por la numerosa familia de Cafiero, que tuvo diez hijos y se despidió de la vida con 39 nietos y 23 bisnietos.

“El próximo candidato con apellido Cafiero que se presente a elecciones, va a ganar con los votos de su familia”, bromeó en un tramo de su emotivo discurso Pepe.

Justo antes, había afirmado que Antonio “pudo haber sido un emblemático hombre dirigiendo los destinos de la Argentina” y recordado que Cafiero aceptó con “grandeza” la derrota de su precandidatura frente a la de Carlos Menem a pesar de que le había ganado –según señaló con un gesto de picardía y complicidad- “de esa manera”.

“Más que llorarlo hay que imitarlo”, exhortó Pepe, quien recordó que Cafiero decía que “siempre hay que darle un pedacito de la razón al que tenés enfrente, para que se sienta importante”.

Además, afirmó que “fue un gran peronista porque se rodeó y fue rodeado por personas que no tenían su mismo pensamiento” y sostuvo que, “si todos hiciéramos el esfuerzo por dejar de lado las grandes diferencias, se podrían acordar algunas cuestiones básicas de Estado y todos se podrían conjugar detrás”.

Su discurso era escuchado también por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse; el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey; los diputados del Frente Renovador José Ignacio De Mendiguren y Felipe Solá; por el ex diputado Eduardo Amadeo, el ex funcionario Fernando “Pato” Galmarini; el ex ministro Roberto Lavagna; y el dirigente Carlos Campolongo.

Junto al féretro, se encontraban sus familiares más cercanos, entre ellos sus hijos Juan Pablo Cafiero, embajador argentino en El Vaticano, y Mario Cafiero, ex diputado nacional de Proyecto Sur, entre otros.

Además de la presencia de figuras de un amplio espectro político, el último adiós a Antonio Cafiero estuvo signado también por las alusiones al ex presidente Juan Domingo Perón –varias veces los presentes vivaron su nombre, además del de Cafiero- y por la marcha peronista, que fue cantada tras las palabras de Lorenzo Pepe.

Antes, el cura que bendijo los restos del histórico dirigente peronista había subrayado la “pasión” y la ¨verdadera vocación hacia la verdadera política” que Antonio Cafiero había enarbolado en su vida, y bregado porque “fecunde en el corazón de la Patria aquello que nos ha entregado”.

Luego, ya cerca del mediodía, el féretro fue trasladado hasta la austera bóveda familiar que se encuentra en el último de los pasillos del cementerio municipal del partido bonaerense de San Isidro, ubicado en la calle Don Bosco al 500 de esa localidad.

“Fue un grande que luchó por la democracia argentina con las banderas del peronismo”, definió conmovido el diputado nacional Carlos Kunkel en diálogo con la prensa, al tiempo que agregó que, “junto al ex presidente Raúl Alfonsín, fue el hombre que consolidó la democracia en la Argentina”.

También, Kunkel puso el acento en su rol en la construcción del justicialismo al señalar que “la militancia y el ejemplo de Antonio Cafiero permitió ir sintetizando al peronismo” más allá de las diferencia, y expresó su satisfacción por haberlo acompañado “en las luchas más arduas”.

A su turno, Moreau fue categórico al afirmar que “el país se perdió a un gran presidente”, tras señalar que fue “una gran desgracia para la democracia” que Cafiero fuera derrotado en las internas partidarias que consagraron la candidatura presidencial de Carlos Menem, en julio de 1988.

“Cafiero fue el dirigente de la oposición que despidió los restos de Raúl Alfonsín y, en ese momento, dijo que tenía que darnos una mala noticia a los radicales porque, a partir de allí, Alfonsín no pertenecería más a los radicales sino a todos los argentinos. Hoy, pasa lo mismo con él; hoy Cafiero deja de pertenecerles a los peronistas, para pertenecerle a todo el pueblo argentino”, señaló Leopoldo Moreau.

Este lunes, los restos de Cafiero habían sido despedidos en el Salón Azul del Congreso Nacional, desde donde fueron traslados esta madrugada hacia una cochería del partido bonaerense de San Isidro y, luego, cerca de las 11 al Cementerio Central de esa localidad.

Si bien en el cementerio se pudo ver un sendero con decenas de ofrendas florales, una parte del cariño y respeto hacia el dirigente seguramente quedará plasmado en donaciones que la familia pidió expresamente que se volcaran al Hospital Materno Infantil Ana Goitia de Avellaneda.
0
0
0
0
0No comments yet