Check the new version here

Popular channels

Destapabanana: un exitoso (y bizarro) invento argentino

De modo casi imperceptible, este producto nacional para rellenar bananas se coló en los supermercados y causó sensación en la prensa internacional. ¿Cómo es y dónde se consigue?



Era el final de la década del 90, era de noche, era invierno. Después de varias horas de resolver ecuaciones numéricas que no lo dejaban dormir, el cordobés Sebastián Berger –radicado en Buenos Aires– decidió salir de su departamento en Santa Fe y Carranza a las cinco de la madrugada y enfilar, a pata, para el lado del Congreso. Debe haber sentido hambre, o ese típico antojo de dulce nocturno, porque en medio de la diatriba mental de su desvelo, que lo paseaba por máximas socráticas y otras conjeturas filosóficas, terminó pensando en una banana con dulce de leche. Y como estaba caminando, se imaginó comiéndola como si fuera un churro: rellena. “Se me vino a la cabeza que, en lugar de una banana acompañada de dulce de leche como todos conocemos, podría lograrse que la banana tuviera el dulce de leche adentro. Me empezaron a llover ideas. Cuando llegué a la conclusión de que debía hacer una prueba casera, ya se habían hecho las siete de la mañana: recolecté los elementos necesarios para crear un modelo de este nuevo sistema y saber si mi ocurrencia era o no una locura momentánea. Desde ese día, pasaron 15 años”, explica Berger. Ese fue el primer atisbo de vida de DestapaBanana, un proyecto que demoró más de una década en desarrollarse y desde el año pasado es una realidad.



¿De qué se trata este curioso invento? Es un instrumento que abre una suerte de cañería por el interior de la banana para rellenarla. La idea parece sencilla pero su ejecución no lo es tanto, dada la forma y la textura de la fruta. Berger trabajó con varios prototipos antes de decidirse por el definitivo (que pueden ver en las fotos): un objeto que podría compararse con un inflador de ruedas de bicicleta donde se coloca la banana sin pelar. La herramienta tiene un eje central de metal filoso que sirve para "destapar" la fruta. Una vez realizado esto, se ocupa el espacio vacío con dulce de leche líquido, una barra sólida de chocolate o la mermelada que más te guste.

CASO DE ÉXITO
La empresa mendocina Argenfruit (que importa y comercializa frutas, sobre todo bananas de la marca ecuatoriana Sabrostar) fue la primera interesada en la innovación golosa de Berger, con quien se alió para aportar la fruta y dar impulso a la promoción del producto en la provincia cuyana. Lo que tuvo un comienzo tímido y lento, una vez materializado logró llamar la atención de medios de comunicación y empresas de más de 80 países, casi sin invertir en publicidad. El DestapaBanana incluso llegó a aparecer en la televisión de Estados Unidos, en el noticiero NTD. En el ámbito local, cuando el producto se presentó por primera vez en los supermercados Jumbo y Disco con un stand y promotoras haciendo demostraciones, superó en ventas a la misma banana, la fruta que mejor factura en el sector verdulería.



Hoy en día, se venden 100 unidades semanales del gadget en los puntos de venta donde tiene stand (sucursales de los supermercados Disco y Jumbo y a través del distribuidor Tropical Argentina en el Mercado Central). El precio al público del DestapaBanana ronda los $150 pesos e incluye un pomo de dulce de leche. A su vez, la marca también comercializa otros rellenos, como jalea de frutilla y barras de dulce de leche sólidas bañadas en chocolate.

INCONSCIENTE COLECTIVO
En agosto de 2013, tuvo lugar una de las más importantes demostraciones del furor que causa el gadget de Sebastián Berger: Celebra Ecuador, el evento organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el centro porteño, donde se reunieron diferentes manifestaciones culturales del país latinoamericano. DestapaBanana tuvo su stand y allí la gente hizo fila ininterrumpida durante todo el día, a pesar del frío. Incluso, cuenta Berger, les pidieron cerrar el puesto porque la feria había terminado, pero todavía había personas reclamando su banana rellena. “Hay que tener muy en cuenta que productos como este no están aún en la conciencia de la población, ni local e internacional. Todos podemos pensar en diferentes elecciones a la hora de querer algo dulce. Pero para realizar esa selección debe existir algún tipo de antecedente, si no, no entra en el listado de lo posible. Nadie piensa en una banana con sabor por dentro hasta que se la encuentra, la prueba y ve como funciona el elemento que lo habilita”, explica su creador.
0
0
0
0
0No comments yet