Check the new version here

Popular channels

Detiene Argentina a mexicano por narco



En un depósito de un suburbio de Buenos Aires, un ingeniero mexicano y un empresario argentino diluyeron más de dos toneladas de cocaína en aceite y las camuflaron rumbo a la península de Yucatán.

La droga habría arribado a manos de narcotraficantes mexicanos de no ser por una investigación que instruyó la jueza argentina Sandra Arroyo Salgado, quien pidió abrir la carga en Puerto Progreso, una de las terminales marítimas más seguras de México, ante la atónita mirada de los funcionarios de aduana.

Cornejo, el ingeniero industrial mexicano detenido, se asoció con empresarios argentinos para diluir la cocaína y ocultarla en cinco transformadores de luz. Algunos salieron en barco desde el puerto Dock Sud, en Buenos Aires, a mediados de marzo y llegaron el 25 de abril a Puerto Progreso en México "con la intermediación y/o connivencia de empresas importadoras y exportadoras nacionales e internacionales'' y una capacidad económica y ejecutiva de gran proporción, dice la jueza.

En los últimos años aumentó la entrada de pasta de coca y de cocaína a Argentina, para después ser enviada, en su mayoría, a países de Europa.

Grupos criminales locales y transnacionales han desarrollado una sofisticada logística para convertir la pasta en cocaína y camuflarla con gran pericia y enviarla por rutas inéditas.

El fenómeno ocurre por el auge del cultivo de hoja y producción de pasta de coca en Bolivia y Perú, la porosidad de la frontera argentina con estos países, la infraestructura exportadora del país austral y la ineficiencia y corrupción de los organismos de control.

Una porción desconocida de la droga se comercializa en el mercado local, cada vez más lucrativo. Ello ha incrementado la violencia entre bandas que se disputan los territorios de venta y consumo, aunque está lejos de alcanzar los niveles de Honduras, El Salvador y México.
El comercio de la droga en Argentina no tiene la dimensión de otros lugares del continente.

En 2013 fueron decomisadas 6.1 toneladas de cocaína en el país, según funcionarios argentinos que no quisieron identificarse debido a que no están autorizados para hablar del tema.

En Perú, Colombia y México, las confiscaciones alcanzan los cientos de toneladas al año.

Al año circulan entre 70 y 110 toneladas de cocaína por Argentina, según estimaciones de un funcionario federal antidroga de Estados Unidos que habló en condición de anonimato.

El funcionario aclaró, no obstante, que la cifra podría ser mayor, a juzgar por importantes decomisos de cocaína realizados en Europa, África y Asia, provenientes de el país latino.

Marcelo Aguinsky, juez en lo penal y económico, dice que "la especialidad argentina es la logística''.

El país "parece haberse convertido en una importante plataforma logística, que ofrece al mundo varios rubros de exportación en productos primarios e industrializados''.

Argentina ha sido reticente a trabajar con autoridades de Estados Unidos para monitorear o interceptar cargamentos, dijo el funcionario federal antidroga estadounidense.

Según la jueza Arroyo, las pruebas que recaudó en la investigación del embarque de cocaína que incautó en Yucatán indican la presencia de carteles internacionales que usan a Argentina no sólo como ruta estratégica para el contrabando y el lavado de activos, sino para desarrollar las diferentes etapas de manufactura, preparación y acondicionamiento de cargamentos importantes de droga.

La juez, sin embargo, no identificó una organización del narcotráfico en particular.
0
0
0
0No comments yet