Check the new version here

Popular channels

Detienen a forense por mantener sexo con ...

El necrofílico se llama Kenneth Douglas y trabajaba en una morgue del estado norteamericano de Ohio. "Simplemente me subía a ellos y me bajaba los pantalones", relató.



Los medios de comunicación de los Estados Unidos no salen de su estupor ante la noticia de que la policía de ese país detuvo a Kenneth Douglas, un forense de 60 años, que fue acusado de mantener relaciones sexuales con más 100 cadáveres.
"Simplemente me subía a ellos y me bajaba los pantalones", confesó Douglas ante la policía estatal y a un corresponsal de la revista Time.
Douglas confesó que abusó de más de un centenar de cuerpos que pasaron por la morgue, y que la mayoría de las veces estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas.
Tres casos fueron prioritarios para acusar a Douglas de "abuso flagrante": Karen Range -quien fuera casi decapitada-, Charlene Appling, embaraza de seis meses al morir estrangulada, y April Hicks, quien cayó de un tercer piso.
Las familias de esas tres jóvenes mujeres acusaron al condado de Ohio de permitir que Douglas abusara de sus cuerpos ya fallecidos en sus instalaciones. A pesar que desde la morgue sostuvieron que es imposible vigilar a todos sus empleados, el Tribunal de Apelación de Ohio decidió que fue "imprudente" dejar que Douglas trabajase sin una supervisión.
Lo curioso del caso es que la principal denuncia contra Douglas llegó de la mano de su propia esposa, quien llamó a uno de los jefes de su marido y le contó que todas las noches volvía a su hogar oliendo a "sexo y alcohol".
0No comments yet
      GIF
      New