Check the new version here

Popular channels

Diálogo conmovedor de dos testigos de los 70

Graciela Fernández Meijide y Héctor Leis no tienen nada que simular ni nada para disimular. Graciela es la madre de Pablo, desaparecido. Héctor, montonero que participó y se apartó de la guerrilla. Un diálogo entre ellos fue filmado y es un documental que echa mucha luz necesaria sobre los 70. Puede verse desde hoy en Clarín.com.




Es un documento más pero no es un documento cualquiera. Los dos están en la recta final de la vida. Graciela tiene arriba de 80 años y Héctor, una enfermedad progresiva. Ambos sienten que deben dar testimonio de lo que vivieron. Es un diálogo lúcido, valiente, conmovedor.

Leis propone un comienzo. Su hipótesis es que en los 60 había una enorme energía contenida en una juventud romántica “que tenía que ir para algún lugar”. Ese lugar fue la revolución, una forma de fe y una justificación única y definitiva. Eran de izquierda, dice, pero cuando se lanzaron a la lucha “ya no importó más la izquierda y la derecha. Lo que querían era el poder”.

Esos comienzos son parte clave de lo que vendría. Meijide dice que el juicio a Aramburu le dio a Montoneros una ventaja sobre los otros grupos y Leis propone que ese asesinato fue como matar al padre: lo secuestraron usando uniformes militares. Y “los militares empezaron a vivir como amenaza a aquellos hijos revolucionarios”.

Del otro lado, esos chicos se sentían omnipotentes. Dice: “Entonces agarrar un arma era de lo más natural”. Era huir de la cobardía de ser incapaz de hacerlo y era la fascinación de la violencia. “La violencia es una droga. Seduce... y lo mismo les pasó a los militares”. Estaba la ideología, pero también la droga de la violencia. Y estaba la cúpula de la organización, con exceso de militarismo y con escasez de elaboración intelectual.



Meijide dice: “Todas las noches, para dormirme, imaginaba que le metía un tiro en la cabeza a Videla y a Massera. Cuando acepté que a Pablo lo habían matado, me dije: voy a trabajar para que vayan presos”. Eso sirvió y fue crucial para el trabajo de la Conadep.

Leis y Meijide cuentan y es como si pidieran que todos cuenten lo suyo. Que cada uno diga lo que vio. El tema, como siempre, es la verdad. Hay una diferencia entre haber estado ahí y pretender haber estado ahí, y hay una diferencia entre contribuir a la verdad histórica y tergiversar la verdad para usar la historia. Hemos pasado mucho tiempo con una historia sesgada y aprovechada. Es tiempo de sacarla de la leyenda. Leis y Meijide enseñan que nadie es necesario para decirnos cómo comportarnos para acercarnos a la verdad. Sólo nuestra conciencia.



link: https://www.youtube.com/watch?v=ItE-Y2vExdo#t=26
0
0
0
0
0No comments yet