Canales populares

Dilma y Lula da Silva siguen con "decepción" la votación




Dilma Rousseff y Luiz Inacio Lula da Silva siguen con "decepción" la votación en la cámara de Diputados

Dilma Rousseff perdió la batalla en Diputados y el juicio político se encamina al Senado



Los líderes del Partido de los Trabajadores (PT) criticaron a los ex aliados del bloque, que votaron a favor del juicio político contra la presidente de Brasil





El líder de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados de Brasil, José Guimaraes, admitió la victoria de los partidarios del impeachment de la presidenta Dilma Rousseff en la votación de este domingo.




"Los golpistas vencieron aquí en la Cámara", pero "esta derrota provisoria no significa que terminó la guerra", dijo a periodistas Guimaraes, cuando los partidarios del impeachment llevaban una ventaja de más de 200 votos.




"En un momento como este tenemos que tener tranquilidad, humildad, hablar con el país. La lucha continua en las calles y en el Senado", agregó Guimaraes, vicepresidente del Partido de los Trabajadores (PT).




La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y su antecesor, Luiz Inacio Lula da Silva, siguen juntos la votación en la cámara de Diputados contra la jefe de Estado, en la biblioteca del Palacio presidencial

Según consigna Folha do Sao Paulo, Lula aseguró que se siente "decepcionado" por la votación a favor del impeachment que emitió el ex ministro de Transportes, Alfredo Nascimiento.

Para los líderes del PT el sufragio a favor de la oposición es una venganza por haber sido despedido por Dilma en 2011.





Las "traiciones" del Partido Social Demócrata (PSD) también frustraron al equipo de la mandataria, que apuntó contra el presidente del partido, Gilberto Kassab, y contra Ciro Nogueira, número uno del PP.

De acuerdo a lo informado por ese medio, el ánimo en el seno del PT es de consternación, aunque algunos admiten que la victoria en la votación en la cámara Baja es casi imposible.




La cámara de Diputados vota por el juicio político contra la presidente. En caso de ser aprobado, el proceso llegará al Senado, que tendrá diez días para someterlo a votación.

Durante las largas horas de debate y votación en el recinto, miles de brasileños se concentraron en las principales ciudades del país para manifestarse a favor y en contra de Rousseff.




























0No hay comentarios