Check the new version here

Popular channels

DirectX 12 es dios, Mantle su profeta

Anantech nos traen las primeras pruebas de rendimiento bajo la API DirectX 12, la cual llega para acabar lo que empezó AMD con Mantle, una API de la que se esperaba mucho y, a día de hoy, podemos decir que “ha muerto en el intento“, mucho bombo y platillo para una mejora que no decantó la guerra entre la compra de una AMD frente a Nvidia, pero si hizo saltar las alarmas para que su competencia se pusiera las pilas.

Ahora Microsoft llega para lanzar una API en condiciones y que sin duda alguna aprovecharán todos los juegos y gráficos sin distinción de color, un paso más allá al iniciado por AMD, la cual obviamente no ha podido competir con la experiencia y el talonario de los chicos con sede en Redmond.




Sin entrar en detalles ni en tecnicismos (ya que estáis entrando para ver que cómo repercute DirectX 12 en los juegos) os recordamos que tanto DirectX 12 como Mantle son APIs de bajo nivel que destacan por ofrecer un mayor aprovechamiento de la CPU, las cuales estaban lastradas por un cuello de botella que morirá con DirectX 11.


Comenzamos diciendo que DirectX 12 es y será una API exclusiva para Windows 10, la cual ya comienza a estar disponible en Windows 10 Preview y necesitaremos de una AMD Radeon con arquitectura GCN 1.0 (Radeon 7000/ Rx 200 Series), GCN 1.1 (R7 260/R9 290 Series) y AMD GCN 1.2 (R9 285) o una Nvidia GeForce de la serie 400/500/600/700/760/900 para hacer uso de ella.


Para las pruebas de rendimiento se hizo uso del software de benchmarking Star Swarm desarrollado por Oxide Games, hasta ahora el único capaz de aprovechar las similitudes de esta nueva API y que solo se usaba para probar el rendimiento de Mantle bajo GPUs AMD.


El equipo usado fue un Intel Core i7-4960X @ 4.20 GHz, las gráficas Nvidia hicieron uso de los drivers GeForce 349.56 beta y las AMD Radeon los Catalyst 15.200 Beta.


Pruebas

Tal y como podrás observar a continuación, la GeForce GTX 980 consigue un aumento de rendimiento del 150 por ciento respecto a DirectX 11, la segunda que ve crecer más su rendimiento es la AMD Radeon R9 290X, aunque respecto a DirectX 11, pues con Mantle su rendimiento es mejor, algo que se repite en todas las AMD.


Si nos olvidamos de Mantle, y nos fijamos en DirectX 11, de dicha API a DX12, la R9 290X aumenta su rendimiento en un 416 por ciento, numero que cobra valor teniendo en cuenta que DirectX 12 estará en el 100% de los próximos juegos, y no como venía sucediendo con Mantle.




Cuando nos quedamos con dos núcleos habilitados en la CPU el crecimiento sigue siendo muy pronunciado. La GeForce GTX 980 ve como su rendimiento sigue siendo mejorado en un 150 por ciento. La Radeon R9 290X y R9 285 mejoran su rendimiento ahora bajo la API DX12, lo que demuestra que la API de Microsoft salva de una forma más loable el cuello de botella que genera perder dos núcleos y que Mantle levemente peor.




Otro punto a favor (AMD) y en contra (Nvidia/AMD) de DirectX 12, es que se gana un mayor rendimiento bajando el consumo respecto a Mantle, pero en ambos casos el consumo es levemente superior respecto a DirectX 11. Obviamente, se trata del consumo del equipo completo, algo normal al exprimir la CPU.




Pruebas adicionales







Sin duda alguna, Microsoft llega pisando fuerte con Windows 10 y DirectX 12 haciendo lo que AMD no pudo hacer con su API, la cual, en el mejor de los casos, hemos visto una mejora de rendimiento de hasta un 416 por ciento para AMD y hasta un 150 por ciento para Nvidia, unos números impresionantes.

Lo más importante también viene por debajo, la gama de entrada, las cuales se ven beneficiadas para acercarse o incluso superar los 30 FPS simplemente pasando de una API a otra, algo perfecto para los usuarios con presupuestos más ajustados que tuvieron que optar a estas gráficas y que próximamente podrán disfrutar aún más de su pasión por los juegos.




0
0
0
0No comments yet