Check the new version here

Popular channels

Discutió por la medianera y tiroteó al vecino y a la hija




En la localidad bonaerense de Garín, un sujeto que mantenía una mala relación con un habitante lindero lo atacó a balazos y, luego de la arremetida, el agresor escapó en bicicleta. La joven de 27 años salió en defensa de su padre y también efectuó disparos con un arma.


Un hombre y su hija fueron heridos a balazos por un vecino con el que discutieron y luego se tirotearon por la medianera que une sus casas, en la localidad bonaerense de Garín, informaron fuentes policiales. El hecho ocurrió el martes por la noche alrededor de las 21 en Jujuy y Tomás Márquez, de la mencionada ciudad del partido de Escobar, en el norte del conurbano, y el agresor, tras balear a sus víctimas, huyó y en horas de la tarde del miércoles permanecía prófugo.

Según los investigadores, todo comenzó cuando la víctima, identificada como Gustavo Antonio Olivares (57), regresaba a su casa ubicada en Jujuy 37, donde vive junto con su esposa, hijos y nietos. De acuerdo con el relato a la prensa que hizo la otra de las víctimas, Maira Yael Olivares (27), su padre "venía del kiosco" y se encontró con su vecino de la cuadra, en Jujuy 51, llamado Rodolfo Mario "El Gordo" Vergara (51), quien "lo insultó" y luego "lo primero que hizo fue sacar el arma". "Yo salí y ya le había disparado tres tiros a mi papá", recordó la mujer, quien reconoció que ella salió de su vivienda con un arma de fuego familiar para defender a su padre.

"Cuando yo escuché los balazos, salí con un arma viejita y también le disparé", reconoció.
Maira aseguró que observó que Vergara le había disparado "tres (tiros) en las piernas y uno en la mano" a su padre, que ella también le tiró con su arma y se produjo un enfrentamiento, durante la cual sufrió dos heridas por el roce de bala en la zona lumbar. "La semana pasada hubo una discusión en la que (El Gordo) le dijo a (Olivares) que le iba a reventar el pecho y ayer le dijo que lo quería matar", recordó.

Luego del tiroteo, el agresor se montó en una bicicleta y escapó inmediatamente de la zona. Poco después, se presentaron en el lugar policías del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) local, quienes observaron que Olivares padre e hija estaban heridos y los llevaron a la Sala de Primeros Auxilios local, desde donde luego fueron derivados al hospital de Escobar. Allí, los médicos constataron que sus heridas no revestían gravedad, les realizaron las curaciones de rigor y los dejaron internados en observación.

En la tarde del miércoles, Gustavo Olivares permanecía internado fuera de peligro, mientras que su hija fue dada de alta y regresó a su casa ya que los proyectiles no ingresaron a su cuerpo. En tanto, efectivos dependientes de la Jefatura Departamental Zárate-Campana iniciaron un rastrillaje en busca de Vergara, quien también podría haber sufrido alguna herida durante el tiroteo, aunque hasta la mañana del miércoles no habían obtenido resultados.

"Mi papá le pidió que por favor no tire agua, que había hecho el contrapiso, que no tire porque estaba el material fresco", dijo Maira, en referencia al motivo por el que discutían durante los últimos días. Sin embargo, la mujer relató que la disputa con Vergara por la medianera que afecta la extensión de sus terrenos es de vieja data, que su vecino ya había disparado "varias veces" contra su propiedad y que antes de la agresión había amenazado a su padre con que "le iba a reventar el pecho".

"A otro hombre de por allá (que vive en el barrio) lo dejó en silla de ruedas por un tiempo, y ahora quería hacer lo mismo con mi papá porque le tiró también en las piernas", manifestó Maira, acerca de un hecho en el que el acusado hace unos 10 años baleó a otro vecino, por lo que consideró que "si la Policía no actúa puede terminar todo peor". La madre de Vergara, por su parte, también conversó con la prensa tras la reja de su casa y expresó que las víctimas "están mintiendo" y que lo ocurrido entre su hijo y los vecinos "no es tanto como dicen". Instruye la causa la Ayudantía Fiscal de Garín, a cargo de Andrea Isabel Parga, quien caratuló el expediente como "tentativa de homicidio".
0
0
0
0No comments yet